Noticias

imagen: El Mostrador
Ley 20.000.

Proyecto de ley agrava la pena a quien ejerza roles de liderazgo al interior de una asociación ilícita concertada para el tráfico de estupefacientes y sustancias psicotrópicas.

El narcotráfico es uno de los desafíos de mayor relevancia que enfrenta hoy nuestra sociedad, un fenómeno criminal que no ha podido ser abordado de manera contundente, que exige esfuerzos permanentes para perseguir y sancionar a los narcotraficantes.

26 de noviembre de 2021

La moción, patrocinada por los Diputados Longton, Mellado, Pardo, Sauerbaum, Schalper y Torrealba y la Diputada Núñez, modifica la Ley N°20.000, que sanciona el tráfico ilícito de estupefacientes, con el fin de establecer una pena de presidio perpetuo calificado para quienes ejerzan roles de dirección, financiamiento o planificación en organizaciones de narcotraficantes.

Los autores señalan que la Encuesta de Opinión Pública del Centro de Estudios Públicos arrojó que el narcotráfico era una de las principales preocupaciones de la ciudadanía, a un nivel similar que las demandas por mayor igualdad o la creación de nuevos empleos.

Constatan, además, que la ocurrencia de este tipo de delitos representa un número importante de los hechos criminales del país, llegando en 2020 a más de 29.000 casos de delitos asociados al narcotráfico, lo que representa un 2% de los delitos totales.

En el contexto de pandemia, destacan, hubo también aumentos en la cantidad de droga incautada. La incautación de cocaína aumentó en un 94% y la de marihuana en un 50%, además de que se realizó el mayor decomiso de droga en la historia del país, que alcanzó más de 500 kilos de cocaína, avaluados en 14 millones de dólares.

Sobre la lesividad y criminalidad del narcotráfico, indican que perjudica principalmente la organización social, los patrones éticos y las perspectivas de los niños y jóvenes que se relacionan tempranamente con estas actividades, perturbando las capacidades físicas, mentales, cognitivas y de desarrollo de las personas, así como también causando un grave perjuicio para los valores y esquemas organizativos de las comunidades.

La Ley N°20.000, observan, tiene por objeto hacerse cargo del narcotráfico como un hecho delictivo sistémico que involucra distintos roles y acciones. Dentro de estos últimos, connotan que aquellos relativos al liderazgo de bandas criminales es el más perjudicial, puesto que se ejercen tareas de coordinación, enfrentamiento y reclutamiento de otras personas que obran como delincuentes, lo que consideran diferente al microtráfico o la producción para consumo privado.

Destacan que la asociación ilícita para el tráfico de estupefacientes ha sido caracterizada por los tribunales como organizaciones que trabajan a través de la cooperación y coordinación de sus integrantes, que orienta su esquema hacia la comisión de uno o más hechos de tráfico ilícito y que se mantiene en el tiempo.

Así, afirman que los puestos de liderazgo de dichas organizaciones deben ser severamente reprimidos, ya que involucran la disposición de caracteres especiales de conducta y reputación y labores de inteligencia en favor de los objetivos criminales.

La iniciativa modifica la Ley N°20.000, que sanciona el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas, con el fin de penar con presidio perpetuo a presidio perpetuo calificado a quienes ejerzan funciones de jefatura, dirección o de mando al interior de una organización que cometa dichos delitos, hayan contribuido a financiarla o a su fundación.

El proyecto pasó a la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputadas y Diputados.

 

Vea texto de la moción, análisis y discusión del proyecto Boletín N°14701-25.

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.