Noticias

Imagen: Notimérica.
Reforma del sistema judicial polaco.

Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena al Estado polaco por vulnerar el derecho a un juicio justo de juez que fue removido anticipadamente.

Toda persona tiene derecho a una audiencia justa y pública dentro de un tiempo razonable por un tribunal independiente e imparcial establecido previamente por ley.

21 de marzo de 2022

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó al Estado de Polonia por remover a un juez del Consejo Nacional del Poder Judicial (CNPJ),  antes de finalizar su período de cuatro años debido a una reforma judicial implementada en el país. La remoción fue ordenada sin otorgar al recurrente la oportunidad de impugnar la decisión a través de un procedimiento imparcial con las garantías mínimas exigidas por el debido proceso.

El Tribunal afirmó que el Estado incurrió en una violación al derecho a un juicio justo garantizado por el artículo 6 de la Convención Europea de Derechos Humanos (CEDH), pues no se otorgó al recurrente la oportunidad de impugnar la decisión ante un órgano judicial que pudiera revisar la legalidad del acto.

Añade que, uno de los principios fundamentales del estado de derecho es el respeto absoluto a las garantías judiciales, lo que hace inaceptable tolerar faltas al debido proceso u obstaculizar el acceso a las instancias de la judicatura.

El fallo destacó la importancia del mandato del CNPJ el cual tiene el rol de salvaguardar la independencia judicial y el vínculo entre la integridad de los nombramientos judiciales en equilibrio con la independencia del Poder judicial. Por ello, para proceder a la destitución anticipada un juez del Consejo, se debían asegurar las mismas garantías que se aplican a la destitución de jueces de grado.

Asimismo, recalcó que el caso evidencia el debilitamiento de la independencia judicial en el país, ya que las reformas implementadas por el gobierno afectaron el equilibrio entre los poderes del Estado en perjuicio y debilitamiento del poder judicial, lo cual se manifestó con las graves irregularidades en el proceso de elección de los ministros de la Corte Constitucional polaca en 2015, la instalación de nuevas salas en la Corte Suprema y las atribuciones de control exacerbadas entregadas al Ministro de Justicia, quien podrá ejercer, entre otras cosas, atribuciones disciplinarias en los tribunales.

En definitiva, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a Polonia por vulnerar el derecho a un juicio justo, ya que el gobierno no consagró un procedimiento de impugnación a la destitución anticipada de magistrados del CNPJ, ni permitió que el recurrente accediera a un procedimiento de tipo judicial.

 

Vea texto de la sentencia.

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *