Artículos de Opinión

Decálogo del Estudiante de Derecho.

Normalmente, esta nueva etapa en la vida de los estudiantes es mirada con miedo, toda vez que es de público conocimiento que el estudio del derecho requiere mucha lectura y memoria.

Prontamente miles de jóvenes ingresarán a las diversas aulas de las Facultades y Escuelas de derecho del país. Dicho paso, de capital importancia en la vida personal, y antesala de la vida profesional, debe mirarse con confianza y sin miedo.

Normalmente, esta nueva etapa en la vida de los estudiantes es mirada con miedo, toda vez que es de público conocimiento que el estudio del derecho requiere mucha lectura y memoria.

Por tal motivo, quisiera compartirles a los futuros colegas 10 breves consejos acerca de la forma en que deben sobrellevar su estudio universitario, o si se desea, que pueden ser considerados en su método de estudio.

  1. Estudia. En la universidad deberás leer mucho y aprender mucho, recuerda que ese es el principal motivo por el cual ingresaste. Nunca dejes material sin revisar, deben al menos tener una noción de todo. El estudio supone ser metódico y constante, por lo que esimportante que no haya días sin que tú cerebro se encuentra activo, aunque sea con una lectura breve.
     
  2. Planifica. No dejes todo para última hora, organiza tus tiempos y actividades de forma previa y realista. Organiza un horario de tal forma que tengas el tiempo suficiente para leer la materia, estudiarla y repasar con compañeros. Del mismo modo, deja tiempo libre para actividades no académicas, es necesario despejar y oxigenar la mente.
     
  3. Comprende. No retengas la materia ni la memorices; trata de entenderla, pues puedes olvidarla rápido. La comprensión de la materia supone que seas capaz de poder explicarla a otro compañero en términos tales que este pueda, a su vez, entenderla. Por ello, al memorizar, evita incurrir en repetir sin sentido los conceptos o las normas, sino que procura darles sentido.
     
  4. Pregunta. Jamás te quedes con la duda. Las preguntas tontas no existen, de forma tal que no tengas miedo en consultar. Recuerda que no estás solo, existiendo diversas personas a las cuales puedes acudir, como tus profesores, ayudantes, compañeros de curso, compañeros de otros años, etc.
     
  5. Relaciona. La disciplina es un todo con diferentes facetas. Procurar mirar los problemas que surjan de manera integrada, trayendo a colación conceptos de otros cursos de la misma área o áreas distintas. No veas los casos que te toquen de forma aislada.
     
  6. Conoce. Conoce a tus compañeros, profesores y al equipo administrativo, te vas a relacionar continuamente con ellos, además que podrás requerir orientación o ayuda de su parte. Te encuentras al interior de una comunidad diversa, con varios años de existencia. Trata de interiorizarte de su historia y anécdotas. De esta forma, te sentirás cada vez más parte de una comunidad.
     
  7. No compares. Cada persona tiene sus propios características y virtudes. El método de estudio del otro no necesariamente puede ser útil para ti, ya que responde a las necesidades y aptitudes propias. Del mismo modo, no compitas con tus compañeros, sino que preocúpate de superarte a ti mismo cada vez más. Evita la envidia.
     
  8. Participa. Ingresa en organizaciones y actividades académicas, de forma que puedas relacionarte con diversos profesores y estudiantes, adquiriendo más conocimientos y habilidades. Asimismo, participa en actividades extraacadémicas, tanto dentro como fuera de la universidad, aquello permitirá distenderte y tener una mejor disposición y ánimo para el estudio. Ten vida universitaria.
     
  9. Ayuda. Solidariza con tus compañeros, recuerda que son una comunidad. No seas egoísta con tus conocimientos y apuntes, puede que algún día requieras del otro. Ayuda a que la universidad sea un lugar de encuentro ameno, de forma que al salir de ella, guardes los mejores recuerdos. Debes ser leal con tu unidad académica, pues tú también eres parte de ella.
     
  10. Sé paciente. Estudiar es sobre todo un trabajo de dedicación y tiempo, no esperes resultados instantáneos. No seas ansioso, habrá un tiempo para estudiar y otro para para relajarte. No te ahogues en las dificultades que vayan surgiendo. No te preocupes por etapas que llegarán en un futuro distante. (Santiago, 28 febrero 2019)

 

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.