Entrevista

Imagen: Twitter
¿Se debe extender el plazo de la Convención?

Francisca Arauna, abogada, convencional y miembro del equipo de Derecho Fácil: “No vemos apoyo del Congreso actual, ni tampoco del que viene. El próximo Congreso está altamente representado por sectores que desde el día uno ha llamado a rechazar la nueva Constitución por lo que creo que es mejor concentrarse en el trabajo y lograrlo en el tiempo estipulado, que depositar esperanzas en un apoyo que no se ha manifestado”.

La abogada de la Universidad Andrés Bello comenta que «hoy el proceso se hace mucho más cercano a la comunidad, es lo que han estado esperando todo este tiempo, así que es otra etapa muy distinta a la anterior porque vemos como se materializa nuestro trabajo».

23 de febrero de 2022

Por: Rodrigo Andrés Madariaga Basualto. UFT.

La Convención Constitucional continúa el trabajo de votación en particular de las normas de las comisiones, en medio del debate si esto se podrá concretar en el plazo definido. La reforma que habilitó al proceso constituyente señala que la propuesta debe entregarse como máximo el 4 de julio de 2022. Sin embargo, la planificación ha resultado ser compleja y ronda el temor en el ex Congreso Nacional de no poder cumplir con el plazo. ¿Será factible concretar en el tiempo de trabajo que queda por delante de manera clara y eficaz los importantes desafíos pendientes?

1. Uno de los temas que se ha intensificado estos últimos días en la Convención es el “tiempo”, ¿usted estaría de acuerdo en prolongar el plazo para la redacción de la nueva Constitución? y ¿por qué?

En primera instancia no estaría de acuerdo con prolongar el plazo de la Convención. Si bien estamos trabajando con mucha intensidad, con largas y extensas jornadas de trabajo y votaciones creo que es indispensable para la comunidad que cumplamos en tiempo y forma los plazos entregados.

2. ¿Cree usted que la discusión sobre aumentar el período debiera ser tratada en el Congreso? O en otras palabras, ¿una nueva Constitución necesita del apoyo del Congreso para su implementación?

Es interesante, quizá por esto nunca hemos querido pensar como colectivo seriamente la extensión del plazo, pues no vemos apoyo del Congreso actual , ni tampoco del que viene. El próximo Congreso está altamente representado por sectores que desde el día uno ha llamado a rechazar la nueva Constitución por lo que creo que es mejor concentrarse en el trabajo y lograrlo en el tiempo estipulado, que depositar esperanzas en un apoyo que no se ha manifestado.

3. ¿Qué opina usted de esta nueva y última etapa que se está gestando?, ¿será más importante que la anterior?

La etapa que pasó es una especie de introducción al trabajo que estamos realizando hoy, estuve en la Comisión de Ética en donde llevamos a cabo un trabajo muy respetuoso junto a mi compañero de colectivo Cristóbal Andrade, y también con integrantes de otros espacios de representación política como Christian Viera, Maximiliano Hurtado, Trinidad Castillo y nuestra presidenta María Elisa Quinteros. Junto a ellos nos denominamos los viudos de ética, se dio un trabajo coordinado y respetuoso.

Hoy en cambio el proceso se hace mucho más cercano a la comunidad, es lo que han estado esperando todo este tiempo, así que es otra etapa muy distinta a la anterior porque vemos como se materializa nuestro trabajo. Estamos muy emocionados y asumimos esta etapa con mucha responsabilidad.

4. ¿Cómo definiría o explicaría usted las esperanzas de la ciudadanía frente al proceso constituyente?

El estallido social fue en octubre del 2019 pero las luchas sociales vienen de mucho antes, los territorios han dado luchas desde siempre, por ejemplo, las luchas ambientales entonces no es algo que venga de algunos años, es una lucha histórica, muchas esperanzas están puestas en nosotras y nosotros y eso es algo que ejerce una presión super fuerte. Si bien, la nueva Constitución es una solución institucional a las demandas sociales es una oportunidad única para darle solución a temas muy sentidos por la comunidad.

Estamos poniendo todo de nuestra parte para estar a la altura.

5. Respecto de los plebiscitos dirimentes, propuesta que convoca a la ciudadanía para que pueda emitir su voto ante “determinadas normas constitucionales” que no obtengan los 2/3 de qúorum para ser aprobadas dentro de la Convención, pero que sí logren los 3/5, ¿considera que la conformación del Congreso puede dificultar seguir con este camino?

El poder constituido no ha estado a la altura de apoyar el proceso constituyente. Los plebiscitos son un mecanismo de participación popular que luchamos por conseguir y es lamentable que por poca voluntad política no podamos ejecutarlo.

6. A su opinión, ¿qué sería un fracaso para la Convención?

Para mí, un fracaso sería no lograr responder a las demandas sociales más sentidas como el agua, salud, vivienda, educación, descentralización y paridad. Eso para mí sería un fracaso.

7. ¿Usted cree que es necesario en estos momentos que la Convención adopte acuerdos transversales para dar una señal clara a la ciudadanía ante los desafíos pendientes?

Es importante que conversemos entre los colectivos que tenemos ideas afines y logremos acuerdos, pero sin dejar atrás nuestras convicciones y mandatos territoriales.

También es importante dejar atrás los personalismos para no alargar excesivamente los debates, lo que no quiere decir que no haya discusión ni que se pretenda censurar, pero hay puntos que se hacen una y otra vez con resultados negativos lo que hace pensar que es más una estrategia para dilatar nuestro trabajo que para contribuir.

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Usted y la ignorancia que les cubre, están llevando al país a un violento desenlace entre unos y otros. Saben muy bien, que dar rango constitucional a un sólo pueblo que sea, es dividir a un país que tiene a tres países esperando la desintegración de Chile.