Noticias

CUENTA PÚBLICA DEL 21 DE MAYO

  El discurso de la presidenta fue más breve de lo habitual. En una hora y treinta minutos mencionó 78 veces la palabra Chile, 36 familia, 33 educación y en 14 ocasiones la palabra democracia. Diario Financiero (21). El 58% de los anuncios de su última cuenta pública fueron cumplidos. De 57 compromisos adquiridos el […]

23 de mayo de 2016

 

El discurso de la presidenta fue más breve de lo habitual. En una hora y treinta minutos mencionó 78 veces la palabra Chile, 36 familia, 33 educación y en 14 ocasiones la palabra democracia. Diario Financiero (21).

El 58% de los anuncios de su última cuenta pública fueron cumplidos. De 57 compromisos adquiridos el 21 de mayo de 2015, un 21% no fueron realizados y el 21% están en proceso con avance relativamente alto. Un tercio requería de proyectos de ley. Del 58% de ellos -33 en total- fueron cumplidos en su totalidad. Mientras el 21% -es decir, doce de los compromisos- no se cumplieron o han tenido un avance muy leve. Y el 21% restante -doce en total- están en proceso, en un estado relativamente avanzado. Emol (21), El Mercurio (21).

Repasa qué tan utilizados han sido algunos términos en los mensajes emitidos por los mandatarios desde 1990 a la fecha. Emol (21).

Bachelet llama a "pacto" por crecimiento y evita definición sobre la reforma laboral. "Hagamos un pacto por un crecimiento que se sostenga en el tiempo". La Tercera (21). “Sin crecimiento sostenido el progreso social termina siendo una ilusión”. Insistió en la importancia de crear una nueva Constitución. Emol (21). Reconoce que hay "retraso" en salud pública. Resaltó igual que la inversión en infraestructura "es la mayor de la historia" y que terminará su período con 23 hospitales construidos. Emol (21). Confirma envío de proyecto de educación superior en junio: “La Reforma Educacional dejó de ser una promesa”. Aseguró que quienes estudian gratuitamente representan el 54,3% de la matrícula 2016 de alumnos nuevos en las universidades adscritas al beneficio. Emol (21). Parlamentarios piden más "detalles" de cómo será el financiamiento. Cuenta se concentró más en el "balance" que en "novedades", afirman transversalmente diputados y senadores. Se anunció cambios en el proceso de acreditación y calidad y también se confirmó que a partir del 2017, IP y CFT podrán acceder a la gratuidad. Pulso (21). Adelanta agilización de proyecto de AFP estatal e implementación de plan de construcción de viviendas por US$ 430 millones. Entre las principales ausencias destaca la reforma laboral, aunque señaló que "Estamos comprometidos en fortalecer las organizaciones sindicales y hacer que las negociaciones colectivas sean más equilibradas". Diario Financiero (21). Hay iniciativas que debemos reprogramar. Tenemos que considerar la restricción de recursos o la necesidad de formar acuerdos amplios. Pidió estrechar las confianzas y llamó a un pacto que se sostenga en el tiempo. Aseguró que la obra gruesa de su mandato ya empieza a concluir. El Mercurio (22).

Siete anuncios requieren envío al Congreso de proyectos de ley: para crear una institucionalidad que garantice la protección de los datos personales y públicos; para que todas las iniciativas que sean del Ejecutivo requieran de una evaluación de impacto en la productividad; la que cree la plataforma de trámites en línea con notarios y conservadores; la que crea la AFP estatal; la que modifique la ley de violencia intrafamiliar para actualizar su contenido, aumente las penas y amplíe el concepto de violencia contra las mujeres a espacios más allá la relación de pareja o familia; la que incorporé nuevos estándares de transparencia y rendición de cuentas de los recursos de la Defensa Nacional; y para establecer la responsabilidad fiscal regional con el fin de aumentar la autonomía de los gobiernos regionales. El Mercurio (22).   

Presidenta defiende garantías del proceso constituyente y cifra en 60 mil personas los participantes. En materia de probidad y transparencia enfatizó que “la ciudadanía ha conocido hechos graves y no podemos minimizarlos con la excusa de que todos lo hacían”. Emol (21). Envía duro mensaje a la oposición. "Quien se margina no sólo se queda abajo del carro de la historia chilena, sino que le resta valor a sus ideas", haciendo alusión a Chile Vamos y a algunos gremios de no participar en el proceso constituyente. Pulso (21), El Mercurio (22). Chile Vamos acusa "provocación". Cuando venga el proyecto al Congreso, aquí discutimos a fondo y ahí vamos a ver quién se queda o no  abajo de la historia, señaló Allamand. "Nadie es dueño de como se escribe la historia. Yo quiero ser parte de una buena historia, de un país que avance con reglas del juego claro, convenidas y no en esta aventura en donde se demuela la institución", afirma el senador Juan Antonio Coloma. El diputado José Manuel Edwards fue más allá y manifestó que "esta es una presidencia sin energía, nadie aplaudió nada y sabe que el único tema que puede utilizar es esto", y agregó que "aquí hay una  provocación de parte de ella hacia nuestro sector". El presidente del CCO aseguró que "más que un palito ella está tratando de convencer a los que todavía están escépticos a que pasen a una actitud de menos recelo". Mientras que el ministro Eyzaguirre desestimó que la Presidenta hubiese apuntado a Chile Vamos. “Hay distintas formas de participar y nosotros las valoramos todas". "El tema, como lo demostró claramente el aplauso, como lo muestran las encuestas, de que todos construyamos una casa común, gana cada día con más fuerza". Pulso (21). Un defecto del proceso, que no es culpa de nadie, es que no hayamos tenido un acuerdo político inicial, agrega Zapata en El Mercurio (22).

Empresarios destacan énfasis en lo económico pero alegan falta de anuncios sobre crecimiento. Líderes gremiales destacaron que aún se mantiene la duda de cómo se compatibilizará la reactivación con las reformas, y criticaron que no se refiriera a los problemas que afectan a La Araucanía. Emol (21). SNA valora discurso pro crecimiento pero critica falta de medidas en empleo. Patricio Crespo espera que pronto "se resuelvan las indefiniciones de la reforma laboral". Diario Financiero (21). CPC destacó llamado a "construir confianza". Sin embargo echan de menos "señales de seguridad al estado de derecho" a los habitantes y actores productivos de la Región de La Araucanía. Diario Financiero (21). Tanto la CNC como la SNA criticaron que no se hiciera ninguna mención al conflicto, en circunstancias que sí hubo palabras para Chiloé. Pulso (21). Isapres expresan molestia luego que no se las mencionara. El discurso "mostró con nitidez la visión estatista que hay sobre la salud". Diario Financiero (21). El mensaje con una "clara" orientación a la salud estatal fue "decepcionante". Pulso (21). CChC valoró anuncio de programa extraordinario de construcción de 25 mil viviendas. Sin embargo expresó que "la duda que se mantiene es cómo se compatibiliza la necesidad de reactivar la economía con las reformas en marcha". Diario Financiero (21). "Echamos de menos un plan concreto de reactivación e inversión en el corto plazo" señala ABIF, pero valoran “que la Presidenta haya constatado en su discurso que sin crecimiento sostenido no hay progreso". Diario Financiero (21). "Lamentablemente el tema de la reforma laboral queda abierto porque no se refirió para nada a ello" señala la Sofofa, que sí valora énfasis en el crecimiento. Diario Financiero (21). CNC afirma que faltó que llamara a todos los sectores a trabajar por una buena reforma laboral. Sin embargo, calificó el discurso de "conciliador", porque "convoca a construir desde lo ya hecho" y porque reconoce la necesidad de colocar el crecimiento en el centro del debate. Diario Financiero (21). Gremios valoran énfasis en crecimiento, pero cuestionan falta de “hoja de ruta” clara. Uno de los anuncios valorados es la evaluación de impacto que tendrán los proyectos de ley en la productividad. El Mercurio (22). Tras casi dos años sin avance se acelerará el proyecto de AFP estatal. El Mercurio (22).

Parlamentarios y dirigentes resaltan omisiones en el mensaje. La Araucanía no fue tema. Sin novedades en seguridad ciudadana. Isapres, en lista de espera. Enigma de cómo financiar la gratuidad. Silencio por TVN. Transantiago, evadido. No define como sacará adelante la reforma laboral. Sin medidas concretas para apuntalar el crecimiento y ninguna referencia a las reformas judiciales. El Mercurio (22).

Oposición critica con dureza cuenta pública: "No está informada de la realidad". Larraín dijo que Mandataria describió al "país de las fantasías". Allamand fustigó la carencia de anuncios. "Fue un discurso de pobreza franciscana”. Emol (21). UDI señala que "Demuestra que no está consciente ni debidamente informada de la realidad". "Yo no sé si es que quieren hacerse los sordos y no oír a la gente, o ser ciegos y no ver las inquietudes ciudadanas", agregó Larraín. Diario Financiero (21). Presidente de RN afirma que “Faltó hacer un mea culpa de la gestión el gobierno, de los errores que se han cometido”, y echó de menos temas relacionados a empleo y crecimiento. "No hay anuncios macizos", aseguró. Diario Financiero (21). Oposición critica falta de anuncios sobre crecimiento económico. El Mercurio (22).

El mensaje pone a la economía, crecimiento y empleo en el centro de las preocupaciones, señala Valdés. Afirmó que el Gobierno mantendrá la responsabilidad fiscal y cuidará la macroeconomía. "Pasamos por un momento de estrechez y no vamos a ser populistas". Pulso (21). Desestima crítica de falta de anuncios y afirma que la presidenta "estaba dándole cuenta al país en qué estamos". "Al tercer año de gobierno, uno no está improvisando más y más anuncios, como querrían algunos". Diario Financiero (21). Sobre la reforma laboral afirma que aún no se toma una decisión. El Mercurio (22). Cuenta Pública no es la Ley de Presupuesto que se enfoca en los anuncios, dijo el ministro de Energía que aseguró que el discurso presidencial fue "muy ciudadano" y defendió la instancia como una plataforma para que la Mandataria entregue un balance de su gestión. "Esa es la tradición republicana". Respondió a las críticas de algunos personeros de la oposición y el empresariado, quienes cuestionaron la falta de anuncios para reactivar la economía. Emol (21). Oficialismo valora recuento de lo realizado y “obra gruesa”. Diputadas comunistas afirmaron que esperaban un mayor énfasis en materia educacional. El Mercurio (22).

Movilh anuncia marcha contra el Gobierno y cuestiona ausencia de proyectos de identidad de género y matrimonio igualitario en la cuenta pública. Emol (21).

OPINIONES Y EDITORIALES

La cuenta anual se ha convertido más bien en un espacio para que los mandatarios de turno pongan en perspectiva sus proyectos, expliciten sus prioridades y, en líneas generales, expongan su visión sobre la coyuntura política, económica y social por la que atraviesa el país, señala en su editorial La Tercera (22). La opinión pública no se muestra de acuerdo con los cambios que impulsa el oficialismo. En sus palabras no hizo más que ratificar lo obrado, enfatizando la necesidad de reformas tan controvertidas y deficientemente implementadas como la educacional, tributaria y laboral. El gobierno notifica que se trata de reformas que no tienen marcha atrás. Otros proyectos refundadores ocupan la agenda gubernamental, comenzando por el denominado proceso constituyente, que la Presidenta volvió a defender como una propuesta de Estado, pese a su irregular conformación y mínimas garantías de ecuanimidad y representatividad.

En “La semana política”, a propósito del discurso y la realidad, El Mercurio (22) valora las definiciones de la presidenta sobre la imposibilidad de mejoramiento social sin crecimiento; la importancia del respeto al derecho de propiedad; la necesidad de asumir con seriedad el desafío del crecimiento económico de manera compenetrada entre el sector público y el sector privado; y el rechazo al populismo. En otros pasaje señala que resulta preocupante -y otra ambigüedad- la ausencia en el mensaje de definiciones en un tema tan relevante como la manera en que el Ejecutivo piensa resolver la situación planteada con el fallo del TC sobre la reforma laboral.

Más allá de algunas iniciativas interesantes, como la nueva institucionalidad en ciencia y tecnología, el mecanismo solidario para los padres cuyos hijos menores sufren un accidente o enfermedad grave, la inversión en barrios o viviendas, o los anuncios para fortalecer la transparencia en diversas áreas públicas o privadas, no se ven cuestiones contundentes en los otros ámbitos que resultan muy sensibles para la población, escribe Jorge Navarrete en La Tercera (22). Y si bien la Presidenta hizo referencia a la necesidad de recuperar la confianza, apelando a la necesidad de escucharnos, fortalecer la transparencia y cambiar las conductas, como también al objetivo de construir una sociedad de valores, hay algo que faltó: una sincera autocrítica por los errores propios y de su gobierno. 

Bajo el titulo “Discurso presidencial: Una oportunidad perdida”, Felipe Larraín escribe en El Mercurio (22), “En materia laboral, su ausencia en el mensaje muestra el bajo compromiso con el empleo y la ausencia de ideas para destrabar una muy mala reforma que chocó frontalmente con la Constitución por su pobreza legal y conceptual. La novedad es la iniciativa por los discapacitados, que al ser muy vaga genera más preguntas de las que contesta”.

¿Cómo llega el país al 21 de Mayo?, se pregunta Sergio Melnick en La Tercera (22). En mi opinión con ocho temas claves: (1) economía a la baja y al alza incertidumbre, desempleo, inversión, productividad, consumo, y déficit fiscal); (2) descrédito sorprendente de la política e instituciones (corrupción, juicios, magra aprobación gobierno, partidos, Justicia, Congreso) y polarización creciente; (3) severa crisis en La Araucanía; (4) sin proyecto de educación superior y gran decepción en estudiantes y rectores; (5) delincuencia y temor ciudadano al alza; salud pública en abierto proceso de deterioro; (6) grandes indefiniciones en materia laboral; (7) proceso constituyente muy cuestionado; (8) transporte público deficiente, congestión creciente y contaminación de ciudades principales. De allí que era razonable suponer que escucharíamos una estadista que hace una autocrítica honesta y luego muy contundentes anuncios para superar los problemas elocuentes, pero escuchamos a una Mandataria autocomplaciente que parece vivir en otro país.

El proceso constituyente, que puede ser bienvenido desde el punto de vista de crear una instancia de participación para la ciudadanía, debe compatibilizarse con la democracia representativa que tenemos. Sin ella difícilmente habríamos tenido los logros de los que la Presidenta se declaró orgullosa. Sin embargo, ese puente no está logrado. La Presidenta y su Gobierno han quedado atrapados en una burbuja creada por un diagnóstico equivocado y el convencimiento de que su agenda es la que el país necesita, escribe Harald Beyer en El Mercurio (22).

La presidenta puso ayer definitivamente término al ciclo de las reformas estructurales. El diseño político articulado en torno a la lógica de los grandes cambios empezó a disiparse. Busca consolidar los proyectos ya aprobados y dar algo de margen a los todavía pendientes. Su discurso tuvo aroma a balance y despedida, escribe Max Colodro en La Tercera (22).

Fernando Atria comentando la cuenta pública, escribe en El Mercurio (22), que se debe tomar en cuenta que hay una derecha que está fuera de la NM y otra que está dentro de ella.  Es difícil gobernar con la oposición no solo dentro del gobierno, sino en cargos especialmente relevantes del gabinete. A pesar de todas las insinuaciones (provenientes incluso del propio ministro del Interior) de que en esta ocasión sí se haría un giro hacia el crecimiento, la Presidenta insiste en su mandato transformador, mandato que ahora se vincula a la ley de educación superior y al proceso constituyente. Pero es claro que la sola voluntad de transformación no es suficiente para transformar. Transformar es ejercer poder, y hoy el Gobierno tiene una escasa dosis de poder. El poder que originalmente tuvo se ha ido disipando: por reformas mal diseñadas, negocios objetables, reacciones desafortunadas, y especialmente por la incapacidad de una clase política que, como resultado de 26 años de neutralización, es hoy incapaz de actuar políticamente. Por eso es posible que el proceso constituyente termine en una reforma más.

Luego de analizar los avatares del desarrollo en América Latina, Ernesto Ottone en La Tercera (22) aboga porque el mensaje del 21 de mayo esté marcado por un sobrio republicanismo dirigido a hacer más sólidas, graduales y bien hechas las reformas, en mejorar la calidad de gobierno, en llamar a un amplio acuerdo entre los chilenos para superar las debilidades estratégicas del país y enfrentar así con éxito el entorno internacional difícil que nos acompañará los próximos años.

Parece que después de pasar la retroexcavadora se dio cuenta de que necesita reconstruir y gestionar sobre las ruinas, lo que es mucho más difícil. Se acordó de que gobierna para todos y los va a necesitar a todos para que le arreglen los autogoles tributario, educacional y laboral, escribe Gerardo Varela en El Mercurio (22), que agrega que “Ojalá en Inglaterra hubiera aprendido algunas cosas muy útiles como que no es necesaria tanta modernización constitucional para desarrollar un país. Los ingleses se las han arreglado lo más bien con la Carta Magna de 1215 y el Bill of Rights de 1689 para tener una democracia estable y un sistema de libertades que son la envidia del mundo libre”.

El problema de fondo es que ni en el ADN de la Presidenta ni en el de la NM está el gen del crecimiento económico. No saben por qué Chile se empantanó y qué hacer para dinamizar la anémica economía, escribe Bernardo Fontaine en La Tercera (22). El discurso da cuenta de un gobierno que no corregirá sus desaciertos, pero que quiere mejorar los ánimos. No hay iniciativas para abrir nuevos espacios al desarrollo económico y así impulsar a Chile. Más bien la idea del gobierno es sigamos con el vuelo, mientras nos queda bencina. Y todo esto no impedirá nuevas chambonadas como los 70.000 millones de pesos a TVN.

La Presidenta dio el tono. La falta de densidad más especifica en el contenido es un problema no solo de ella, sino de su coalición y de todo el espectro político, escribe Jorge Correa en El Mercurio (22), que agrega que “Sobre educación superior, apenas la promesa de que tendremos proyecto en junio, pero nada acerca de cómo podrá combinarse la gratuidad con la autonomía universitaria que asegura la calidad; poco sobre cómo se gestionará la educación escolar pública para poder esperar de ella mayor equidad. Sobre contenidos constitucionales, poco y nada, salvo una reafirmación genérica de la propiedad y la libertad. Nada acerca de cómo seguirá la reforma laboral.

El discurso no reduce la incertidumbre respecto de la reforma a la educación superior, ya que no profundizó en su contenido, ni estableció un itinerario claro y se pudo apreciar una reafirmación de que no hay vuelta atrás. Llama la atención que afirme que se ha concluido la obra gruesa de las reformas, cuando lo que hemos visto en educación superior son proyectos desarticulados que no dan cuenta de la magnitud de los cambios que el país necesita emprender, escribe Cristian Nazer en La Tercera (22).

Es difícil encontrar un mensaje presidencial que haya arriesgado un diagnóstico tan sombrío de la modernización de Chile y con tan pocos matices: nada puede justificar una demasía tan gruesa como esa que  indicaría que Chile está al borde del abismo. El resto del discurso, pasado el bochorno intelectual de las exageraciones retóricas, mostró hasta qué punto la tosca realidad han obligado a retroceder, incluso en aquello que se atesoraba como lo más importante. Al tratar de la reforma educativa la Presidenta debió relativizar la meta que se había trazado cuando, persuadida que la educación era la llave maestra de la estructura social, decidió que la gratuidad universal contribuiría a resolver la desigualdad. Ahora se sabe que gratuidad universal no habrá, que en 2018 ella alcanzará recién a los seis primeros deciles y que el horizonte final deberá fijarlo la futura ley. En materia económica el discurso exhibió una permanente y tibia exhortación a recuperar las confianzas y la cooperación, escribe Carlos Peña en El Mercurio (22).  

A propósito del proyecto anunciado por la Presidenta para el segundo semestre de un nuevo sistema nacional de ciencia y tecnología  junto con al Ministerio, escriben en La Tercera (22) Natalia Muñoz, Mauricio Sáez, Fernando Valiente y Jorge Babul, que “No basta con anunciar en el mensaje que “Chile necesita más ciencia y conocimiento para fortalecer la economía, la democracia y la cultura del descubrimiento”. Es fundamental generar políticas de largo plazo considerando realidades regionales, incluyendo estímulos para el desarrollo del conocimiento y su aplicación, para la tecnología y la innovación, con un apropiado manejo de los recursos humanos especializados que contemple las necesidades del país”.

¿A qué país se habrá referido la Presidenta de la República?, escribe en La Tercera (22) Adolfo Carrasco.

El discurso de la Presidenta confirma su carisma y buenas intenciones. Sin embargo, no anuncio medidas concretas para impulsar la alicaída economía, ni para mejorar la productividad e igualdad. El país requiere una reforma laboral proempleo y flexibilidad laboral.  Dar más poder a los sindicatos no va en la dirección correcta. También requiere una reforma tributaria que incentive la reinversión de las pequeñas y medianas empresas y simplifique la tributación en general, escribe Paul Fontaine en La Tercera (22).

Ni Cuenta Pública Presidencial ni día de las Glorias Navales; el 21 de mayo es el día de la delincuencia desatada y mortal, sabiendo que el Gobierno no se atreve a reprimir, usando la fuerza legítima del Estado democrático, escribe Cote Evans en El Mercurio (22).

Un discurso de 21 mayo sin corazón, escribe en Pulso (21) Gonzalo Müller. Como pocas veces los distintos llamados de la Presidenta carecían de fuerza, de verdadera convicción.

La Presidenta tuvo la oportunidad de anunciar un impulso al proyecto de identidad de género, que permitirá que las personas trans puedan adecuar sus documentos de identidad, lo cual les abre las puertas a la educación, la salud y el trabajo, pero no lo hizo. El proyecto lleva más de tres años en el Senado.

Asimismo pudo haber anunciado el envío al Congreso de un proyecto de ley de matrimonio igualitario, escribe Luis Larraín S. en La Tercera (23).

El ex presidente de la Comisión Asesora Presidencial en materia previsional valoró el anuncio del 21 de mayo de fijar una "hoja de ruta" en esta materia. Bravo plantea "ley corta" con cuatro cambios en pensiones: elevar el monto de los subsidios del pilar solidario,  ampliar su cobertura, incrementar la tasa de cotización y aumentar la edad de jubilación de las mujeres. La Tercera (23).

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *