Noticias

Derechos Humanos.

Amnistía Internacional condena vergonzosas políticas de la UE que propician aumento de detenciones de personas migrantes y refugiadas en Libia.

La organización mundial de derechos humanos acusa a los gobiernos europeos de complicidad en estos abusos al apoyar activamente a las autoridades libias a la hora de impedir las travesías marítimas y devolver a personas a centros de detención en Libia.

17 de mayo de 2018

Amnistía Internacional declaró que “el aumento de personas migrantes y refugiadas interceptadas en el mar por las autoridades libias se ha traducido en el traslado de al menos 2.600 personas, solamente en los últimos dos meses, a precarios centros de detención donde están expuestas a sufrir tortura y extorsión”.
La organización mundial de derechos humanos acusa a los gobiernos europeos de complicidad en estos abusos al apoyar activamente a las autoridades libias a la hora de impedir las travesías marítimas y devolver a personas a centros de detención en Libia.
Heba Morayef, directora de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África, manifestó que “la UE hace la vista gorda ante el sufrimiento causado por sus crueles políticas de inmigración que delegan en Libia el control fronterizo”.
“Cuando los líderes europeos no escatiman esfuerzos para asegurarse de que la Guardia Costera Libia intercepta el mayor número posible de personas, están devolviendo a estas personas migrantes y refugiadas directamente a los centros de detención de Libia, conocidos por los abusos y la tortura. Nadie debería devolver a nadie a Libia”, agrega.
De acuerdo a las autoridades Libias, dice Amnistía, hay al menos 7.000 personas migrantes y refugiadas en los centros de detención libios, donde los abusos abundan y la comida y el agua escasean. Esto representa un gran aumento respecto de marzo, cuando había 4.400 personas migrantes y refugiadas detenidas.
“La UE debe dejar de recurrir a la Guardia Costera Libia para contener a la gente en Libia y, por el contrario, trabajar para cerrar centros de detención, reasentar a personas refugiadas en Europa y permitir que La Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, asista a todas las personas refugiadas que están en Libia”, agregó  Heba Morayef.
Amnistía comenta que desde finales de 2016, los Estados miembros de la UE —sobre todo Italia— han implementado una serie de medidas para cerrar la ruta migratoria que pasa por Libia y atraviesa el Mediterráneo, incluida la de impulsar la capacidad de la Guardia Costera Libia para interceptar a personas migrantes y refugiadas y devolverlas a Libia.
Las personas migrantes y refugiadas entrevistadas por Amnistía Internacional describieron abusos terribles como torturas, trabajo forzoso, extorsión y homicidios ilegítimos a manos de las autoridades libias, traficantes y grupos armados.
 “La UE y sus Estados miembros deben replantearse su cooperación con Libia y condicionar todo apoyo a este país, sea económico o de otro tipo, a la plena cooperación de las autoridades libias para respetar los derechos de las personas refugiadas y migrantes en el país. Esto debe comenzar con la liberación de las que están recluidas actualmente en centros de detención y poniendo fin a la detención automática de personas refugiadas y migrantes”, dijo Heba Morayef
Además, todas las personas migrantes y refugiadas liberadas deben recibir protección y asistencia mientras permanezcan en suelo libio, dijo Amnistía Internacional.
Asimismo, agregó, las autoridades libias deben asimismo negociar un memorándum de entendimiento con el ACNUR para reconocer el estatuto de éste en Libia y permitir que lleve a cabo todo su mandato.
También solicitó a los Estados miembros de la UE que se comprometan a aumentar la cuota de reasentamiento para garantizar la protección de personas refugiadas que de otro modo quedarían abandonadas en Libia.

 

Vea  texto íntegro del documento

 

RELACIONADO
*Amnistía Internacional se pronuncia sobre red de colusión en Libia…

 

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *