Noticias

Quedó archivada.

Cámara Baja rechaza rebajar impuesto específico al combustible.

La iniciativa tenía por objetivo rebajar un 50% el impuesto específico al combustible en caso de estado de excepción constitucional o alguna calamidad pública que afecte gravemente los ingresos de la ciudadanía.

24 de septiembre de 2021

La moción, patrocinada por la Diputada Sandra Amar y los Diputados Álvaro Carter y Rolando Rentería, que buscaba modificar la Ley N° 18.502, que establece impuesto a los combustibles, inicialmente declarada inadmisible por tratar materias de iniciativa exclusiva del Presidente -decisión que sin embargo fue luego  revertida por la Cámara-, quedó en definitiva rechazada al no alcanzar el quorum exigido para su aprobación .

Como fundamento del proyecto, los autores señalan que el impuesto Específico al Combustible se originó en 1986 con el objetivo de utilizar dichos tributos para financiar la reconstrucción de caminos y carreteras producto del terremoto de 1985.

En el caso de Chile, agregan, las tarifas de las gasolinas han presentado alzas importantes y consecutivas debido a las variaciones en los indicadores internacionales y el Mecanismo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Mepco).

De acuerdo al índice Global Petro Prices, destacan, Chile se encuentra en el segundo lugar de los países con los precios de las gasolinas más altos a nivel latinoamericano, con una tarifa que ronda en US$ 1,19 por litro.

Añaden que luego del estallido social y la pandemia del Covid 19, nuestro país se ha visto fuertemente impactado en cuanto a la pérdida de empleo y disminución de ingresos, por lo que se hace necesario tomar medidas para poder llegar y ayudar a miles y miles de chilenos y chilenas que hoy por hoy su automóvil, se ha convertido en su herramienta de trabajo.

Los detractores de la iniciativa argumentaron que el impacto que tendría un aumento en el consumo de combustibles fósiles como consecuencia de la rebaja del impuesto, tendrá consecuencias negativas profundas en el medio ambiente; que el proyecto no contempla medidas de compensación a la menor recaudación y no garantiza que la rebaja impacte en el precio que pagan los usuarios.

Asimismo, resaltaron que sería más eficaz que el Ejecutivo propusiera otros instrumentos para abordar la pérdida de ingresos de las familias, como la extensión de los beneficios económicos que se han otorgado en este periodo de pandemia; que el proyecto tendría un efecto profundamente regresivo; y que la rebaja del impuesto terminaría promocionando el uso de vehículos particulares, por sobre el transporte público.

Cabe señalar que la iniciativa tenía un informe desfavorable de la Comisión de Hacienda, decisión que fue ratificada por la Corporación en la votación en la Sala.

El proyecto constaba de un artículo único que modificaba el artículo 6 de la Ley N° 18.502, que establece impuesto a los combustibles, agregando el siguiente inciso:

“No obstante lo anterior, en caso de estado de excepción constitucional o alguna calamidad pública que afecte o comprometa gravemente el empleo e ingresos de la ciudadanía, dicho impuesto deberá rebajarse un 50% a lo indicado en este artículo y las demás leyes aplicables, rebaja la cual se mantendrá hasta que cese el acontecimiento que lo motivó, así como también sus consecuencias”.

La iniciativa, al quedar rechazada en primer trámite constitucional, fue archivada y no podrá ser discutida nuevamente en el plazo de un año.

 

Vea texto de la moción, análisis y discusión del proyecto Boletín N° 14289-05

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *