Noticias

Imagen: unir.net
Cuenta con urgencia simple.

Nuevo marco regulatorio de las neurotecnologías pasa a la Cámara Baja.

La iniciativa pionera en el mundo establece que las intervenciones neurológicas deben ser reversibles y que éstas deben estar consignadas en un registro del Instituto de Salud Pública (ISP).

7 de diciembre de 2021

A segundo trámite pasó el proyecto sobre protección de los neuroderechos y la integridad mental, y el desarrollo de la investigación y las neurotecnologías. Esto luego que la Sala del Senado respaldara los cambios realizados a la norma en su debate en particular.

La iniciativa, iniciada en moción de los legisladores Carolina Goic, Francisco Chahuán, Alfonso De Urrestui y Guido Girardi, quienes son los integrantes de la Comisión de Desafíos del Futuro, Ciencia, Tecnología e Innovación, entrega contenido a la reforma constitucional que consagra los neuroderechos en la Constitución Política (Ley 21.383) En simple, regula las neurotecnologías con el fin de proteger los datos neuronales de las personas, promoviendo su uso responsable.

PROYECTO

La discusión en particular dio lugar a lo siguiente:

Usando la lógica de la reforma constitucional que la ley que protege los datos neuronales (Ley N° 21383), se aprobaron las disposiciones respecto al sentido de reversibilidad que deberá tener la intervención neurológica; y la inscripción de las neurotecnologías en un registro del Instituto de Salud Pública (ISP), el mismo que se usa para los dispositivos médicos.

Asimismo, se define como dato neuronal, “la información obtenida de la actividad de las neuronas que contiene una representación de la actividad cerebral”; mientras que se entiende por neurotecnologías al “conjunto de dispositivos o instrumentos que permiten una conexión con el Sistema Nervioso Central para la lectura, registro o modificación de la actividad cerebral y de la información proveniente de ella”.

También se establece que “las personas son libres de utilizar cualquier tipo de neurotecnología permitida (…) Para intervenir a otros a través de ellas, se deberá contar con su consentimiento libre, previo e informado (…) por escrito y tendrá un carácter de irrevocable”. Cabe indicar que en el caso de intervenciones de tipo médico, aplicará la ley N° 20.584 de Deberes y Derechos de los Pacientes, y en el caso de investigación académica, se hará lo propio con la ley N° 20.120 sobre investigación científica.

DEBATE

El presidente de la Comisión del Futuro, el senador Guido Girardi explicó que “la concreción este proyecto pasa por la reforma constitucional que ya aprobamos, la que hoy está en el debate del mundo. Esto nace con el líder el proyecto Brain, Rafael Yuste, que analiza el cableado del cerebro humano (…) Quiero destacar el trabajo mancomunado de la academia, del Ejecutivo y del legislativo en forma transversal”.

“Se viabiliza la tecnología que lee la información neuronal (neurotecnología), por lo que se establece un sistema de registro, un mecanismo de consentimiento y un sistema de regulación para evitar el mal uso de dichos antecedentes”, complementó.

Luego el senador Juan Antonio Coloma manifestó que “apuntamos a la responsabilidad en el uso de las tecnologías. Acá se establecen los deberes y derechos de los proveedores, administradores y consumidores/pacientes de éstas (…) Se plantea que los efectos de estas intervenciones sean reversibles y tuvimos una larga discusión sobre la libertad de conciencia frente a esto”.

Posteriormente, el Ministro de Ciencia, Andrés Couve también destacó el trabajo colaborativo. “Es vital tener legislaciones que permitan resguardar a la población de las posibles amenazas de estas tecnologías pero también que faciliten su uso positivo (…) Por eso para nosotros era importante establecer la responsabilidad objetiva”, hizo ver.

 

Vea texto íntegro de la moción, discusión y análisis Boletín Nº13828-19

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *