Noticias

Imagen: News medical
Moción.

Obligación de fortificar ciertos alimentos con vitamina D, se propone por Senadores.

La OMS ha destacado la importancia de esta vitamina para el sistema inmunitario, por su rol en la disminución de la incidencia, severidad y riesgo de infecciones respiratorias agudas, constituyéndose como un potencial método de prevención en el marco de la pandemia COVID-19

20 de enero de 2022

La moción, patrocinada por los Senadores Carlos Bianchi, Francisco Chahuán, Guido Girardi, Rabindranath Quinteros y la Senadora Ximena Órdenes, busca avanzar en la coordinación para establecer como obligación legal la elaboración de productos fortificados y especialmente fortificados con vitamina D, para mejorar el déficit que la población chilena presenta.

A modo de contexto, señalan que la Encuesta Nacional de Salud del año 2016-2018 arrojó que la población con niveles óptimos de vitamina D en Chile alcanza un poco más del 13% en el grupo de estudio analizado.

Agregan que, un estudio en niños de 4 a 14 años, desarrollado el año 2019, arrojó que más de las tres cuartas partes de ellos presentaban bajos niveles de vitamina D.

Refieren que, el estudio denominado “deficiencia de vitamina D: propuesta de modelo chileno para una política nacional de fortificación alimentaria”, arrojó que existe una alta deficiencia de esta vitamina en la población. Las causas estarían asociadas a los bajos niveles de exposición solar y a la baja ingesta dietética de esta vitamina, la cual tendría como causas el alto número de horas dedicadas a actividades sedentarias bajo techo, exceso de abrigo, nubosidad, contaminación de aire, entre otras. Por lo anterior, concluye que su obtención debe obtenerse a través de otras fuentes, como ingestión de algunos alimentos, además de la suplementación o fortificación de algunos alimentos.

Añaden que, la falta de vitamina D produce patologías como enfermedades cardiovasculares, enfermedades neurológicas, como demencia y alzhéimer, raquitismo en niños, osteoporosis en personas adultas, entre otras. Otros estudios han relacionado la deficiencia de esta vitamina con enfermedades que incluyen diversos tipos de cáncer, debilidad muscular, hipertensión, enfermedades autoinmunes, esclerosis múltiple, diabetes tipo 1, depresión y esquizofrenia.

La OMS ha destacado la importancia de esta vitamina para el sistema inmunológico, por su rol en la disminución de la incidencia, severidad y riesgo de infecciones respiratorias agudas, remarcándose su relevancia como potencial método de prevención en el marco de la pandemia COVID-19.

En relación con las estrategias para prevenir y tratar la deficiencia de vitamina D en la población, la experiencia comparada y los expertos coinciden en considerar la fortificación de alimentos como una de las medidas más efectivas.

Consideran que, por lo anteriormente expuesto, se requiere avanzar para una coordinación a nivel nacional, regional y entre los sectores público y privado, para establecer como obligación legal la elaboración de productos fortificados, especialmente complementados con vitamina D, para mejorar la situación de riesgo en la que se encuentran los habitantes del país.

Así, el proyecto establece que, los productores de leche y sus derivados de origen lácteo, como también los de harina de trigo, cereales y aceites vegetales, deberán fortificar sus productos en la cantidad que determine la autoridad competente con vitaminas y minerales, especialmente la vitamina D.

El proyecto pasó a la Comisión de Salud del Senado.

 

Vea la moción, análisis y discusión del proyecto Boletín N°14.974-11.

 

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *