Noticias

Violencia contra las mujeres.

CIDH rechaza homicidio de defensora de derechos humanos en Tamaulipas, México.

La CIDH concluye instando al Estado mexicano a que se adopten las medidas que sean necesarias para la protección de defensoras y defensores de derechos humanos.

25 de mayo de 2017

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el homicidio de Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez en Tamaulipas, México, quien, tras la desaparición de su hija en el año 2012, se había dedicado a su búsqueda, impulsó el Colectivo de Personas Desaparecidas de San Fernando, y desarrollaba tareas de defensora de derechos humanos. De acuerdo a información de público conocimiento, Karen Alejandra Salinas Rodríguez fue desaparecida por una banda criminal en el año 2012. Su madre, Miriam Rodríguez, emprendió la investigación de su paradero con sus propios medios. Dos años después, dio con los restos de su hija en una fosa clandestina en San Fernando.

Tras ubicar los restos de su hija, agrego luego la CIDH, Miriam Rodríguez procedió a entregar a las autoridades la información para la captura de los responsables y continuó participando activamente en las movilizaciones de familiares de desaparecidos, colaborando con diversos colectivos de búsqueda, en especial en organizaciones integradas principalmente por familiares de víctimas de desaparición. Ella también impulsó la creación del Colectivo de Personas Desaparecidas de San Fernando en Tamaulipas, del cual ejercía como coordinadora. En virtud de estas actividades, en los últimos años se había convertido en un emblema de reclamo de justicia y visibilización de la lucha que llevan a cabo las madres y familiares de personas desaparecidas en México.

Conforme a lo anterior, la CIDH condenó este crimen y expresó su consternación por los hechos ocurridos en las semanas anteriores a este crimen que se da en un contexto de violencia contra las mujeres en México, el cual la Comisión Interamericana registró en su informe sobre la Situación de los derechos humanos en México. Adicionalmente, tanto en México como en la región, las defensoras de derechos humanos son víctimas de asesinatos y otros hechos de violencia y hostigamiento, estando ellas en una especial situación de vulnerabilidad debido a su género y a su actividad como defensoras. Las defensoras de derechos humanos son mujeres empoderadas que desafían las concepciones que la sociedad atribuye a su sexo, por lo cual quedan expuestas de forma continua a múltiples violaciones de sus derechos humanos y a un mayor nivel de riesgo, tal como lo han expresado reiteradamente la Comisión y la Corte Interamericana. El Estado tiene un deber específico de ofrecer protección, ya que está en conocimiento de estos contextos de violencia contra las mujeres y contra las defensoras de derechos humanos.

De esa forma, la Comisión concluye instando al Estado mexicano a que se adopten las medidas que sean necesarias para que el sistema de protección a defensoras y defensores de derechos humanos responda a los principios de eficacia y debida coordinación. La CIDH recuerda que para que las medidas de protección sean adecuadas, deben ser idóneas para proteger la situación de riesgo en que se encuentra la persona defensora y, para ser efectivas, deben producir los resultados esperados de manera que cese el riesgo para la persona que se protege. El Estado debe tener en cuenta una perspectiva de género para brindar efectivamente una protección integral a las defensoras de derechos humanos.

 

 

Vea texto íntegro del comunicado.

 

 

RELACIONADOS

* CIDH se pronuncia sobre Mecanismo de Seguimiento del caso Ayotzinapa…

* Llamado de CIDH y mecanismos internacionales y regionales para terminar con los feminicidios y la violencia de género…

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.