Noticias

Su aplicación es arbitraria y discriminatoria.

TEDH condenó a Rusia por legislación que prohíbe “propaganda homosexual” hacia menores de edad.

El TEDH concluye estimando que se vulneró la libertad de expresión y la prohibición de cualquier discriminación.

21 de junio de 2017

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) –por seis votos contra uno-, falló a favor de Nikolay Bayev, Aleksey Kiselev y Nikolay Alekseyev, activistas de los derechos de los homosexuales, quienes demandaron a su país por haber sido condenados por manifestarse exhibiendo pancartas a favor de los derechos de los homosexuales.

Cabe recordar que Bayev organizó una manifestación el año 2009 en la que exhibió pancartas que decían “la homosexualidad es normal” y “estoy orgulloso de mi homosexualidad”. Fue condenado por estimarse que cometió una falta administrativa y su apelación fue rechazada. Posteriormente los diputados de la Asamblea Regional de Arkhangelsk introdujeron modificaciones a la legislación regional, prohibiendo y sancionando las actividades públicas dirigidas a la promoción de la homosexualidad hacia menores de edad. Los otros dos requirentes organizaron una manifestación similar el año 2012, exhibiendo pancartas que decían “Rusia tiene la tasa de suicidio adolescente más alta del mundo. Este número incluye una gran proporción de homosexuales. Ellos toman esta decisión debido a la falta de información sobre su naturaleza. Los diputados son asesinos de niños. ¡La homosexualidad es buena!” y “Los niños tienen derecho a saber. Grandes personas también a veces son gay; los gay también se vuelven grandes. La homosexualidad es natural y normal”, agregando una lista con los nombres de personas importantes que han contribuido al patrimonio cultural ruso y se cree que eran gay. Ambos fueron detenidos y condenados por violar la legislación vigente relativa a la propaganda de la homosexualidad hacia menores. Unos meses después, la Asamblea Legislativa rusa aprobó una ley estableciendo la responsabilidad administrativa por actividades públicas destinadas a la promoción de la homosexualidad, bisexualidad y/o transexualidad hacia menores, al igual que la promoción de la pedofilia. Alekseyev organizó una manifestación sosteniendo una pancarta que decía “La homosexualidad no es una perversión. El hockey de césped y el ballet sobre hielo lo son”. Por esta acción fue condenado por violar la ley recién dictada. El Tribunal Constitucional ruso rechazó los recursos deducidos por dos de los requirentes por el daño potencial de crear una impresión deformada de la equivalencia social entre las relaciones conyugales tradicionales y no tradicionales.

En su sentencia, el Tribunal de Estrasburgo señaló que Rusia, al adoptar esta legislación, ha reforzado el estigma, los prejuicios y alentado la homofobia, lo cual es incompatible con los valores de una sociedad democrática. Aun cuando la legislación en cuestión tenía como principal objetivo la protección de los menores, sus límites no se han definido con claridad, por lo que su aplicación puede ser arbitraria y discriminatoria, como ocurre en este caso. Por ejemplo, los lugares de las protestas, como la municipalidad de San Petersburgo, no están especialmente reservados a menores, por lo que cualquier lugar puede suponer una infracción.

De esa forma, el TEDH concluye estimando que se vulneró la libertad de expresión y la prohibición de cualquier discriminación, y condenó al Estado ruso al pago de una indemnización total de más de 49.000 euros a los tres requirentes.

 

Vea texto íntegro de la sentencia.

 

 

RELACIONADOS

* TEDH acogió demanda de Gary Kasparov contra Rusia por detención ilegal y violación del derecho a manifestarse…

* Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena a Italia por negarse a conceder permiso de residencia a pareja homosexual…

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *