Noticias

Contaminación cruzada.

Supremo Tribunal Federal de Brasil impidió instalación de camas para tratamiento de Covid-19 en la UCI de recién nacidos.

La Magistratura constitucional brasileña consideró la posibilidad de contaminación resultante de compartir el ambiente del hospital y el hecho de que todavía no hay necesidad de camas adicionales para la enfermedad.

26 de julio de 2020

El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil suspendió la instalación de camas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en el Hospital Salvador (BA) dirigida a pacientes del Sistema Único de Salud (SUS) diagnosticados con Covid-19, dado que el edificio también alberga un hospital de maternidad para mujeres embarazadas y recién nacidos de alto riesgo.
Respecto a los hechos, consta que el Hospital Salvador fue contratado en 2018 para instalar provisionalmente “Maternidade Climério de Oliveira”, administrado por UFBA. Se espera que las obras en el edificio destinado a albergar el hospital de maternidad concluyan en agosto. En junio de este año, la Ciudad de Salvador se asoció con el hospital para instalar las camas para el tratamiento de Covid-19, lo que llevó a la universidad a iniciar una acción civil pública contra la medida. El TRF-1, sin embargo, mantuvo la instalación.
La Universidad sostiene que la opinión técnica presentada en la acción original demuestra que la ausencia de un sistema adecuado de aire acondicionado y escape y el uso compartido de ascensores, escaleras, pasillos y entornos de soporte aumentan exponencialmente el riesgo de contaminación cruzada. También considera que, después de la inspección, los expertos señalaron las malas condiciones de la red hidrosanitaria y la precariedad del sistema eléctrico del hospital, que se vería agravado por el aumento de la demanda.
Al respecto, el máximo Tribunal de Brasil adujo que hay información de que la UCI para Covid-19 se instalaría en el mismo piso que la UCI neonatal y la UCI Maternity Kangaroo, un servicio que presupone la circulación rutinaria de pacientes y profesionales de la salud. También tuvo en cuenta la circunstancia de que la Maternidade Climério de Oliveira recibe pacientes de toda Bahía, con un posible requisito de hospitalización prolongada, y el conocimiento científico actualmente divulgado sobre la transmisión de Covid-19, además de la vulnerabilidad del público atendido por la unidad de referencia del hospital.
Finalmente, en virtud de dichas consideraciones, el STF determinó impedir la instalación de camas para tratamiento de Covid-19 en la UCI de recién nacidos.

 

Vea texto íntegro del comunicado.

 

RELACIONADO
* Supremo Tribunal Federal de Brasil determinó que gobierno federal debe proporcionar información sobre acciones contra Covid-19 en pueblos indígenas…

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *