Noticias

Imagen: T13
Eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.

Cambio de apellidos: proyecto que regula nombres de las personas permite anteponer el de la madre.

La Sala del Senado da el primer paso a la idea de legislar sobre este proyecto que posee un fuerte componente social y cultural.

28 de enero de 2021

Con plazo para realizar indicaciones hasta el 12 de marzo, a las 12 horas, quedó el proyecto que modifica diversos cuerpos legales respecto a los nombres de las personas. Ello, luego que la Sala aprobara la idea de legislar, por 28 votos a favor y 1 en contra.

El texto legal contempla varias iniciativas iniciadas por diversos senadores y senadoras, incluso cuando varios eran aun diputados y diputadas. Se trata de las mociones:

–        Boletín N° 3810- 18 (moción de diputados y senadores Iván Moreira y Claudio Alvarado)

–       Boletín Nº 4149-18 ( moción de diputados y diputadas además de la senadora Adriana Muñoz)

–       Asimismo, la Comisión Especial de la Mujer tuvo a la vista las iniciativas de los Boletines N°s 11.765-18, 10.396-18 y 11.746-18, refundidos.

El proyecto se fundamenta en los principios de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer que establece en su artículo 16, la obligación de adoptar medidas para eliminarla  y asegurar condiciones de igualdad entre hombres y mujeres, lo que incluye los mismos derechos en materias relacionadas con los hijos.

Por su parte, la Convención Internacional de los derechos del niño consagra en sus artículos 3, 7, 8 y 12 el principio rector del interés superior del niño, el derecho a la identidad de niños, niñas y adolescentes y su participación en todas las decisiones que les afecten conforme su autonomía progresiva, conforme a su derecho a ser oídos.

CAMBIO CULTURAL

La senadora Adriana Muñoz  en su calidad de presidenta de la Comisión Especial de la Mujer dio cuenta del informe y señaló que «la idea central  del proyecto es que los padres podrán expresar de común acuerdo su voluntad de que el apellido de la madre anteceda al del padre y, en tal caso, se procederá igual con todos los hijos comunes».

El legislador Ivan Moreira, autor de la moción cuando era diputado, señaló que durante el trámite -hace varios años- se refundió con otras iniciativas, al principio se buscaba poder permitir alterar el orden de los apellidos de común acuerdo y ahora se amplió a diversas hipótesis».

El senador Francisco Huenchumilla precisó que «históricamente lo lógico era que siempre el hijo o hija llevara el apellido de la madre. Ahora también creo que este proyecto aborda un tema social».

Luego, el parlamentario Felipe Kast  precisó que «este proyecto apunta a la esencia  de la sociedad y permite ir revirtiendo algunas inercias… de modo que los padres y madres puedan elegir libremente».

Por su parte, la senadora Marcela Sabat señaló que «este proyecto es muy simple pero muy profundo a la vez, pues reconoce una libertad y un avance cultural importante para nuestro país».

A su vez, la congresista Ena Von Baer, señaló que este proyecto «es de toda justicia para que la familia pueda decidir cuál es el nombre que pondrá a sus hijos e hijas. Lo que vivimos y vemos día a día es que hay niños que viven lejos de sus padres y no son parte de la crianza y, sin embargo, llevan su apellido».

La senadora Isabel Allende, señaló que «el hecho que hasta hoy se anteponga el apellido del padre es una tradición cultural y un modelo que debe quedar atrás para avanzar hacia la eliminación de toda forma de discriminación contra la mujer».

El parlamentario Juan Castro  justificó su voto en contra señalando que «el proyecto en sí no aporta, pues hoy es posible realizar el cambio de apellido y creo que se desintregra una tradición familiar».

El senador Francisco Chahuán recordó que presentó «un proyecto similar para que niños víctimas de abuso sexual pudieran cambiar el apellido y por ello, voy a pedir que puedan incorporar nuestra moción como indicación».

DESAFÍOS DE APLICACIÓN

A su turno, el senador José Miguel Durana dijo que «el proyecto implica plena igualdad de género, los padres podrán elegir el orden y, de la misma forma el Director del Registro Civil podrá aplicar un procedimiento resguardando que no se persiga un fin determinado».

El legislador Alejandro García Huidobro anunció su voto favorable pero que durante el debate en particular, se tendrán que realizar una serie de modificaciones

La senadora Carolina Goic, lamentó que «hayan tenido que pasar 15 años en cómo entendemos que ciertas cosas. El hecho que podamos seguir el ejemplo de otros países y reconocer un equilibrio y no solo el hecho de reconocer a mujeres solas que salen adelante con sus hijos es un avance».

Al fundar el voto, la congresista Adriana Muñoz recordó que la autoría de la moción fue junto a la diputada María Antonieta Saa y «lo estamos tramitando en Sala después de 17 años. Hay resistencia a tramitar esta iniciativa», dijo y solicitó formalmente que no sea analizada por la Comisión de Constitución en particular.

El senador Kenneth Pugh, se mostro partidario del proyecto pero anunció que será necesario realizar algunos ajustes. El reglamento de transformación digital es un tema del Registro Civil del siglo 21, al igual que la plataforma de interoperatibilidad porque el plazo de 90 días es estrecho».

 

Vea texto íntegro de la moción, discusión y análisis, Boletín Nº3810-18

 

 

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *