Noticias

Sala del Senado despachó iniciativa a segundo trámite.

Internet como servicio público: el desafío del acceso equitativo y la cobertura.

Haciendo énfasis en la necesidad de avanzar hacia la concepción de internet como un derecho y profundizar una política pública los senadores despacharon el texto en particular. Asimismo, algunos parlamentarios se mostraron partidarios de contar con una superintendencia de comunicaciones.

16 de abril de 2021

Chile es uno de los países en Latinoamérica que tiene un mayor desarrollo de internet, sin embargo, el acceso de la población no tiene las mismas condiciones y la pandemia ha puesto de relieve dicha realidad. Son 55 comunas del país las que presentan niveles de conectividad inferiores al 1% y más de 60 mil personas se encuentran en las denominadas “zonas de silencio”.

Así se dio a conocer durante el debate en la Sala del Senado, donde se despachó, a segundo trámite, el proyecto iniciado en mensaje para reconocer el acceso a internet como un servicio público de telecomunicaciones.

La iniciativa que apunta a regular el acceso a Internet fijando diversas medidas para mejorar la conectividad de la población a dicha red, llegó al hemiciclo con los informes de las Comisiones de Transportes y Telecomunicaciones y de Hacienda.

La senadora Ximena Órdenes, en su calidad de presidenta de la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones dio cuenta del trámite de la iniciativa y precisó que «una de las evidencias que ha dejado la pandemia es el aumento del tráfico en un 40% de los datos móviles. En el ciberespacio ocurre gran parte de nuestra vida cotidiana y el acceso a internet es un derecho».

Por su parte, la senadora Ximena Rincón, presidenta de Comisión de Hacienda también dio cuenta de la iniciativa de gran importancia debido a la pandemia. «Cuál es la inversión para cerrar la brecha tecnológica, según estudios, es 0,6 puntos del PIB de los cuáles 500 millones de dólares están asociados a inversión en regiones. El problema no es solo imlementar 5G, sino también la cobertura e inversión para asegurar calidad y niveles de servicio».

El senador Letelier asegura que «la brecha digital es la que determinará los problemas estructurales de la sociedad a futuro . Incluso algunos países lo han consagrado como un derecho básico. Este proyecto reconoce que internet es un servicio público».

Por su parte, el legislador Pugh explica que «el mundo digital es igual al mundo físico, por eso necesitamos garantizar el acceso. Así como se asegura el acceso al agua es importante abordar este tema y así como garantizamos el acceso a internet tenemos que proteger a los usuarios».

A continuación, el legislador Montes afirma que «Internet es un tema importante tenemos el desafío de dar un salto cualitativo y se autoriza a crear en ley de presupuesto un subsidio para acceder a internet…. me abstuve en este punto porque si bien hubo un principio consistente nada garantiza un real avance»

Enseguida, el senador Girardi apunta a que «estamos viviendo una era donde se define un nuevo territorio y el mundo de convivencia. En el futuro el mundo físico se va a achicar y los humanos vivirán más en el espacio virtual»

Luego, el congresista Moreira recuerda que «cuando hablamos de internet sabemos que es esencial en tiempos de pandemia, incluso aprobamos constitucionalmente las sesiones telemáticas de este Senado. Pero debemos subsanar las brechas tecnológicas especialemente en regiones».

El parlamentario Pizarro, sostiene que «en los inicios de internet se pensaba solo como un tema comercial pero, hoy, es una necesidad que es urgente cubrir para las personas, el país, la economía y la calidad de vida de todos los compatriotas».

Más tarde, la legisladora Allende señala que «es un tema complejo porque también en centros urbanos no hay acceso. Esto es grave porque el futuro camina hacia allá . Se han mencionado los principios que deben regir para avanzar en un mundo globalizado y una sociedad digitalizada».

PRINCIPALES CONTENIDOS DE LA INICIATIVA

El texto legal confiere al acceso a Internet, la calidad de servicio público de telecomunicaciones destinados a satisfacer las necesidades de telecomunicaciones de la comunidad en general.

También se amplían las hipótesis en las cuales el Subsecretario de Telecomunicaciones podrá declarar a un servicio como imprescindible, reglando, además, las consideraciones que dicha autoridad deberá sopesar al momento de ejercer tal atribución.

Se fija el plazo en que las compañías, imperativamente, deberán efectuar las prestaciones de acceso a Internet a los usuarios que se encuentren dentro de su zona de servicio, normándose, asimismo, el procedimiento para la provisión de dicha conexión en áreas distintas a tales zonas, por medio de la regulación del despliegue de las respectivas obras de extensión.

El proyecto permite a las comunidades de telecomunicaciones constituidas de acuerdo al reglamento que regulará su funcionamiento, operar como permisionarios de servicios limitados de telecomunicaciones.

Reconoce la facultad presidencial para, anualmente, durante la discusión del proyecto de ley de Presupuestos, y a través de la presentación de la respectiva glosa presupuestaria, habilitar a que, con cargo a los recursos del Fondo de Desarrollo de las Telecomunicaciones, se disponga de un subsidio para el pago de las cuentas de servicios de Internet a un determinado porcentaje de los usuarios más vulnerables de nuestro país, de acuerdo a lo consignado en el Registro Social de Hogares u otro instrumento idóneo que se establezca.

Fue este último punto el que concentró el mayor debate en la Comisión de Hacienda donde se dejó constancia de que esta norma “no tendría sentido, puesto que dicho fondo tiene como fin financiar proyectos de infraestructura”.

 

Vea texto íntegro del mensaje, discusión y análisis Boletín Nº11632-15

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *