Noticias

Actualmente rige la Constitución de 1993 promulgada en el Gobierno de Fujimori.

¿Cuántas constituciones ha tenido Perú?

El Perú, a lo largo de su historia republicana, ha tenido 12 Constituciones. Desde la Constitución de 1823 hasta la actual constitución de 1993. La historia del constitucionalismo peruano se inició con la Constitución de Cádiz.

9 de mayo de 2021

A propósito del debate sobre el cambio de la Carta Magna de Perú, el medio La Ley en el presente artículo presenta un recuento de todas las constituciones que tuvieron durante sus 200 años de vida republicana. Asimismo, podrá descargar acá el libro “LA LETRA DE LA LEY. Historia de las constituciones del Perú” de Carlos Ramos Núñez.

El Perú, a lo largo de su historia republicana, ha tenido 12 Constituciones. Desde la Constitución de 1823 hasta la actual constitución de 1993. La historia del constitucionalismo peruano se inició con la Constitución de Cádiz.

La primera constitución fue la de 1823, la cual es el primer documento aprobado por un Congreso constituyente convocado y realizado en el territorio nacional. Solo llegó a regir a partir de 1827, desde la caída del régimen de Bolívar hasta la promulgación de la Constitución de 1828. En ella se presentaba al Parlamento como auténtico representante de la voluntad popular y por encima del Ejecutivo.

La siguiente constitución, Constitución de 1826, también llamada «vitalicia», duró poco menos de dos meses. En ella se reconocía cuatro poderes: el Electoral, el Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial.

Tras la poca duración de la Carta Magna de 1826, se promulgo la Carta de 1828, con influencia anglosajona, fue considerada como una de las más importantes en la historia nacional. Su máximo defensor fue Faustino Sánchez Carrión. En ella se dispuso la revisión luego de cinco años, por lo que surgió una nueva constitución, la de 1834. Dicha constitución era similar a la constitución de 1828 con pocos artículos reformados.

Bajo el patrocinio de Agustín Gamarra, se declaró la Constitución de 1839 o Constitución de Huancayo que rigió de 1839 a 1842 y de 1845 a 1854. Sin embargo, después del triunfo de Castilla en la batalla de La Palma, se declaró su derogación por voluntad nacional.

En 1856 se aprobó una de las constituciones de menor duración, la Constitución de 1856, la cual, a partir del reconocimiento de la inviolabilidad de la vida humana, abolió la pena de muerte.

Dicha Constitución fue aprobada en el gobierno de Ramón Castilla, y fue precisamente el mismo Mariscal quien sancionó la Carta de 1860, la más longeva de nuestra historia. La carta de 1860 era bastante moderada a comparación de sus antecesores, lo cual causo su prolongada duración.

Luego de ello se dio la Constitución de 1867, la cual duro pocos meses debido a su contenido y el carácter liberal que la caracterizaba. En consecuencia, se volvió a la Constitución de 1860 y su vigencia se prolongó por casi 60 años. Fue la Carta de 1920, aprobada durante el Oncenio de Leguía, la que la sustituyo. Dicha constitución se caracterizó por la predominancia de la voluntad del presidente.

En 1933 se aprueba la segunda constitución del siglo XX, en el gobierno de Sánchez Cerro. La Carta del 33 fue determinante por el reconocimiento de los derechos de carácter social. En ella se autorizó a las mujeres mayores de 21 años o las casadas que no hubieran cumplido esa edad, sufragar en elecciones municipales.

Por otro lado, la Constitución de 1979 fue promulgada por la Asamblea Constituyente que creó el Tribunal de Garantías Constitucionales. Asimismo, incorporó el concepto de derechos fundamentales, como también el establecimiento de una cláusula que otorga rango constitucional a los tratados internacionales sobre derechos humanos.

Actualmente, rige la Constitución de 1993, la cual ha retomado el uso de algunas instituciones que fueron propias de documentos anteriores. La carta promulgada en el gobierno de Fujimori, coloca en un primer plano al Poder Ejecutivo. Sin embargo, confiere importantes atribuciones al Congreso, que puede determinar la responsabilidad de ciertos funcionarios públicos a través de la acusación constitucional. Lo más resaltante de nuestra actual constitución es la economía social de mercado.

 

Toda esta información y más podrá encontrarla en el libro “LA LETRA DE LA LEY. Historia de las constituciones del Perú” del magistrado del TC, Carlos Ramos Núñez. Descargue el libro aquí

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *