Noticias

Imagen: la tercera
Moción.

Ingresan proyecto de reforma constitucional para reponer el voto obligatorio.

Como una forma de enfrentar el creciente abstencionismo electoral.

26 de mayo de 2021

La moción, patrocinada por los Diputados Jorge Durán, Camilo Morán, Leónidas Romero y Hugo Rey, repone el voto obligatorio como una forma de enfrentar el creciente abstencionismo electoral.

El problema del abstencionismo electoral sigue vigente en nuestro país, como lo prueban los porcentajes de participación de la población en actos electorales que suele rondar el 50% del padrón de habilitados para votar, el que hoy corresponde a toda la población adulta no inhabilitada en virtud de la inscripción automática, se expone en la moción.

Esta es una situación compleja, se agrega, ya que, en toda democracia, la legitimidad de la actuación de cualquier autoridad que es elegida mediante votación popular se sustenta en la adhesión ciudadana que su candidatura revistió. Así, si bien la baja participación no permite controvertir tal legitimidad en el obrar público de autoridades y representantes, es siempre ideal que ésta alcance umbrales máximos, pero las estadísticas electorales informadas por el Servicio Electoral muestran que la participación electoral es a fin de cuentas baja, ya que el porcentaje de población que pudiendo votar no lo hace, suele ser mayoritario. En cifras recientes, para el Plebiscito sobre la elaboración de una nueva Constitución de 2020 votó un 50,9%, mientras que, para la pasada elección municipal, de gobernadores regionales y de convencionales constituyentes, la participación rondó el 42%.

Luego la moción pone de relieve que distintas pueden ser las causas que expliquen este fenómeno, pero lo cierto es que el mismo ha reabierto el debate acerca del voto como un derecho, pero también como un deber, el que debe ser cumplido de manera obligatoria y compulsiva (sujeto a una sanción ante la omisión en el cumplimiento).

También la moción observa que en 2012 se implementó la última gran reforma legal sobre la materia, que introdujo un mecanismo de inscripción automática y voto voluntario, pensándose en aquél momento que simplificar el trámite de inscripción permitiría una mayor participación electoral, ya que todas las personas pasarían a ser hábiles para votar, vale decir, a estar consideradas en el padrón, salvo que mediare alguna causal específica de inhabilidad. Sin embargo, esto finalmente no fue así, puesto el abstencionismo electoral, desde que se implementó tal mecanismo (2012), ha aumentado y siempre es mayor el porcentaje de la población que no vota.

Por tales consideraciones quienes suscriben la moción son de la idea de destacar el deber y obligatoriedad del voto para reducir el creciente y permanente abstencionismo para lo cual proponen reformar la Constitucional a fin de reponer el carácter obligatorio del sufragio con la excepción de personas mayores de 75 años o en situación de discapacidad o dependencia, ni para quienes voten en el extranjero.

 

Vea texto íntegro de la moción

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *