Noticias

Vuelve a la Comisión de Educación.

Proyecto que facilita el acceso de estudiantes a los establecimientos educacionales con modalidad de internado y con necesidades educativas especiales permanentes se aprueba en general por la Cámara Baja.

La iniciativa busca exceptuar del Sistema de Admisión Escolar a un porcentaje de la matrícula de estudiantes de establecimientos con modalidad de internados, para que sean las mismas comunidades escolares los que definan la manera de llenar esos cupos.

25 de septiembre de 2021

La moción, patrocinada por la Senadora Yasna Provoste y los Senadores José García, Carlos Montes, Jorge Pizarro y Jaime Quintana, modifica el decreto con fuerza de Ley N° 2, sobre subvención del Estado a establecimientos educacionales, en lo relativo a las normas de admisión escolar para facilitar el acceso de estudiantes a los establecimientos educacionales con modalidad de internado y de aquellos con necesidades educativas especiales permanentes.

Como fundamento del proyecto, los autores señalan que, hasta ahora, Chile ha avanzado hacia un sistema educativo que privilegie la cohesión social y la inclusión de los niños, niñas y adolescentes, constituyéndose como un espacio donde los distintos puedan encontrarse.

Entender la educación como un derecho social, implica que los establecimientos no puedan tener sistemas de admisión que discriminen a los niños y niñas por condiciones socioeconómicas, académicas o religiosas.

Un sistema educativo plural y con diversidad de proyectos en las escuelas, connotan, enriquece nuestra democracia y permiten atraer a las familias que adhieren a esos proyectos educativos.

El nuevo Sistema de Admisión Escolar (SAE) que se ha venido implementando paulatinamente, explican, ha buscado concretar los principios de mayor transparencia, facilitando a las familias la posibilidad de elegir los establecimientos que reciben subvención estatal, a través de una plataforma web, dejando atrás los procesos que escondían fuertes discriminaciones, exigiendo las planillas de remuneraciones, certificados de matrimonio, entre otras cosas.

La Ley, detallan, establece que cuando los cupos disponibles sean iguales o mayores a las postulaciones, todos los postulantes serán admitidos y sólo en aquellos casos donde los cupos sean menores al número de postulantes, se emplearán criterios de priorización, tales como si son hermanos de alumnos ya matriculados, si corresponden al criterio de alumnos prioritarios por su condición socioeconómica, son hijos de funcionarios del establecimiento educacional, etc.

Sin embargo, observan, en la ley vigente no se reconoce la realidad de los internados, destacando la crítica situación que vive el INBA, donde solo hay 80 estudiantes matriculados de un total de 800 cupos aproximadamente.

Si bien la comunidad educativa ha intentado enmendar la situación y facilitar la postulación, constatan los autores, las autoridades han señalado que existiría una restricción en el Sistema de Admisión Escolar que impediría postular a la opción de internado.

La razón de esta situación, precisan, se encontraría en que el algoritmo del SAE impediría a los estudiantes elegir la opción de internado, además de funcionar en base a la georreferenciación al momento de seleccionar los establecimientos.

Así, la iniciativa busca solucionar dicho problema exceptuando del Sistema de Admisión Escolar a un porcentaje de cupos para la matrícula de estudiantes que deseen ingresar a los establecimientos que funcionan bajo la modalidad de internados, con el fin de que sean las mismas comunidades escolares las que definan la manera de llenar esos cupos sin que se afecte la continuidad en el funcionamiento de los establecimientos.

En cuanto a los estudiantes con necesidades educativas especiales, el proyecto busca que se defina si se debe mantener la modalidad de ingreso actual, a través de los cupos entregados por los establecimientos a través del Programa de Integración Escolar (PIE), o establecer que dichos alumnos accedan por una vía que no seleccione, como el SAE.

El proyecto, que ya fue aprobado por el Senado en primer trámite constitucional, volvió a la Comisión de Educación de la Cámara Baja por haber sido objeto de indicaciones.

 

Vea texto de la moción, análisis y discusión del proyecto Boletín N° 13795-04.

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *