Noticias

Gobierno anunció suma urgencia y presentación de indicaciones.

Proyecto de Ley que reduce la jornada laboral a 40 horas sigue su tramitación en el Senado.

La Comisión de Trabajo del Senado comenzará a discutir la iniciativa con suma urgencia, la cual necesita para su aprobación de quórum simple.

27 de agosto de 2022

La moción, patrocinada por los ex parlamentarios Sergio Aguiló, Lautaro Carmona, Hugo Gutiérrez, Guillermo Teillier, Camila Vallejo, la actual Diputada Karol Cariola y el actual Senador Daniel Núñez, modifica el Código del Trabajo con el objeto de reducir la jornada laboral.

Los autores del proyecto señalan que la reducción de la jornada laboral es una demanda histórica de trabajadores que, por prejuicios de carácter economicista, no se ha llevado a cabo de manera sustantiva, a pesar de la evidencia empírica que una política pública de este contenido apareja: mejoras en la calidad de la vida personal y familiar de trabajadores, disminuyendo riesgos para la salud, potenciando el bienestar y el rendimiento laboral.

Exponen que en los países donde se ha implementado una reducción de la jornada laboral, la tendencia generalizada muestra que el valor de la productividad media del trabajo aumenta considerablemente, pues los estudios muestran que existe una relación inversamente proporcional entre la productividad y la cantidad de horas de trabajo; a saber, tal como muestran diversos estudios sobre la materia, países con jornadas laborales menos extensas, tienen una mayor productividad que aquellos en los cuales trabajan una cantidad de horas mayor.

El proyecto de ley, que fue aprobado en primer trámite constitucional por la Cámara Baja, modifica el artículo 22 del Código laboral, estableciendo que la jornada ordinaria de trabajo será de 40 horas. Además, establece que los cargos que se encuentran excluidos de la jornada ordinaria, deberán ser calificados por la Inspección del Trabajo del territorio respectivo.

Sumado a lo anterior, a través de una incorporación al artículo 28 del mismo cuerpo normativo, se establece que las empresas en que existan sistemas de trabajo por turnos u otras jornadas excepcionales, la jornada ordinaria podrá, por acuerdo de las partes, promediarse en períodos bimensuales o trimestrales de distribución de días de trabajo y de descanso.

Por último, indica que las empresas cuyos ingresos anuales por ventas y servicios y otras actividades del giro no excedan las 75.000 unidades de fomento en el año calendario, estarán facultadas para reducir la jornada ordinaria máxima semanal de forma gradual. Para tal efecto, podrán disminuir la jornada una hora por año, comenzando con cuarenta y cuatro horas semanales al inicio de la vigencia de la ley, hasta alcanzar cuarenta horas semanales al inicio del quinto año.

El martes pasado, el Ejecutivo anunció que pondrá suma urgencia a la iniciativa legal y que presentarán indicaciones para mejorarlo. Estas, según los canales oficiales del Gobierno, apuntan a extender los alcances de la reducción de jornada a la mayor parte de las categorías contenidas en el Código del Trabajo, no solo del artículo 22 del Código Laboral, lo que implica abordar las jornadas especiales, como es el caso de trabajadoras de casa particular o choferes y auxiliares de locomoción colectiva interurbana, entre otros.

Asimismo, señalaron que incorporarán modificaciones a la regulación sobre exclusión de la limitación de jornada, jornada parcial y jornadas excepcionales. De esta forma, la disminución de jornada laboral extiende sus efectos directos a más de 4 millones de trabajadoras y trabajadores a lo largo de todo Chile, se afirmó.

En casos específicos, en los que por la naturaleza de las funciones no sea posible materializar una disminución efectiva de horas de la jornada laboral, indican que el objetivo de mayor tiempo de descanso se alcanzará a través de otros mecanismos, como días libres o feriado adicional.

Habrá un acompañamiento especial a las micro y pequeñas empresas, y señalaron que la reducción de horas de trabajo debe ir acompañada de medidas de corresponsabilidad social.

Junto a lo anterior, la iniciativa incorpora los avances tecnológicos en la regulación del registro de asistencia y control de jornada, dando cuenta que existen nuevos mecanismos de fiscalización sobre trabajadoras y trabajadores.

Por último, se propone una implementación escalonada de la reducción de jornada, sin distinción por tamaño de empresa, para reducir la jornada a 40 horas en un plazo de 5 años; a 44 el primer año, a 42 el tercer año y a 40 el quinto año.

El proyecto se encuentra en segundo trámite constitucional, en la Comisión de Trabajo del Senado, y se encuentra con suma urgencia puesta por el Ejecutivo.

Vea Boletín N°11179-13 y siga su tramitación aquí.

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Ese proyecto además de rebajar la jornada, en el caso de los conductores y auxiliares de la locomoción colectiva rural lleva envuelto un aumento considerable de sueldo, ya que fija un mínimo para compensar los tiempos de espera, en que no se desarrolla labor. El mensaje de las indicaciones sin fundamento señala que en los hechos dicha compensación hoy no se paga. A este gobierno también le gusta la Letra Chica, lo malo es que con ello se afectará a miles de pymes que se dedican a ese rubro, y a estas sólo se les da un periodo de vacancia en que podrán constituir mesas de trabajo para «discutir las implicancias del cambio», pero no para modificar.