Noticias

En fallo unánime.

Corte de Santiago rechaza demanda por despido injustificado de ejecutiva bancaria.

El Tribunal de alzada confirmó la sentencia impugnada, dictada por el Segundo Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago.

4 de septiembre de 2018

En fallo unánime, la Corte de Apelaciones de Santiago rechazó la demanda por despido injustificado presentada en contra del Banco de Crédito e Inversiones, BCI, por ejecutiva desvinculada en el contexto de un proceso de reestructuración de la entidad.
La sentencia sostiene que hay que precisar que la causal de invalidación de la sentencia definitiva que se hizo valer en estos autos no está adecuadamente fundada. Lo anterior, debido a que su fundamentación más bien apunta a un problema de valoración de evidencias, materia que, como se sabe, corresponde al juez del grado, sin que pueda el tribunal de nulidad hacer directamente una ponderación de pruebas, ya que su función consiste en analizar la forma como se realizó dicha labor por el primer tribunal señalado, más no hacer una valoración directa, lo cual es propio del recurso de apelación. Además, hace una referencia a las reglas de la sana crítica, materia del todo ajena al motivo de que se trata, que tiene una causal de anulación propia.
La resolución agrega que se debe recordar que la causal esgrimida en el presente caso requiere de prueba. En efecto, no basta, como lo ha hecho en el presente caso el impugnante, con reproducir en el escrito aquellas evidencias que estima que se pasaron por alto, ya que, existiendo la institución de la prueba de la causal, las evidencias omitidas tendrían que ser ofrecidas y rendirse, siempre como prueba de la causal de nulidad, en la audiencia que al efecto se fije, con asistencia de la contraparte, si ésta así lo desea, en virtud de la aplicación del principio de bilateralidad de la audiencia. Esto no se hizo, en el presente caso, por lo que la Corte tiene otro elemento adicional que le permite rechazar el recurso.

 

Vea textos íntegros de las sentencias de la Corte de Santiago y de primera instancia

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *