Noticias

De forma unánime.

Corte Suprema de Estados Unidos decide que la Ley de Inmunidad de Soberanía Extranjera actúa con efecto retroactivo para exigir a otro Estado indemnización de perjuicios por actos terroristas.

La FSIA, por sus siglas en inglés, establece una normativa especial que permite demandar a un país extranjero en las Cortes de EEUU, sea estatal o federal, cumpliéndose determinadas circunstancias.

2 de junio de 2020

De forma unánime, la Corte Suprema de EEUU, emitió su decisión en relación al caso Opati v. Republic of Sudan, señalando que la Ley de Inmunidad de Soberanía Extranjera (Foreign Sovereign Immnunities Act) puede aplicarse retroactivamente, por lo que permitiría exigir indemnización de perjuicios en contra de otras Naciones por actos terroristas con financiamiento estatal, ejecutados antes de la entrada en vigencia de su actual versión. Dicha ley, fue reformada por la Justice Against Sponsors of Terrorism Act (JASTA), en septiembre de 2016, que limitó la aplicación de la inmunidad soberana extranjera, permitiendo a los ciudadanos deducir demandas civiles en contra de Estado Extranjero por daños, lesiones o muertes consecuencia de un acto de terrorismo internacional.

En 1998, carros bombas explotaron en las afueras de las Embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania, matando alrededor de 200 personas y dejando miles de heridos. Luego, Al Qaeda se atribuyó estos ataques, indicando que Sudán habría proveído entrenamiento y albergue a los atacantes. A partir del 2001, víctimas de los bombazos intentan deducir acciones civiles en contra de Sudán e Irán en las Cortes de EEUU, invocando un pasaje de la FSIA, que elimina la inmunidad soberana a otros Estados y otorga jurisdicción a las cortes americanas para conocer causas iniciadas contra Naciones extranjeras que sean señaladas como sospechosas de financiar el terrorismo. Las Cortes de Distritos terminaron fallando en favor de las víctimas en varios casos, ante la rebeldía de los Estados demandados para comparecer, llegando incluso a condenarlos por US$ 4.3 billones en indemnizaciones. En la sentencia de una de las apelaciones presentadas por los demandados, la Corte de Apelaciones de Distrito de Columbia, señaló que la FSIA, no permite pedir indemnización por los daños consecuencia de actos terrorista ocurridos antes de la reforma.

En el fallo, redactado por el Ministro Neil Gorush, se señala que la FSIA puede ser aplicada retroactivamente para exigir la reparación de daños a Estados extranjeros por actividades terroristas, ejecutadas antes de la entrada en vigencia de la actual versión de la Ley, que limita la aplicación de inmunidad soberana. Así, la Corte señala, que por regla general la ley se aplica prospectivamente, por lo que esta presunción impera cuando existe un pasaje obscuro o una laguna legal. Sin embargo, la FSIA, contiene un lenguaje legal claro: (1) En su Sección 1083 (a) se establece una acción federal que permite expresamente demandar por daños y perjuicios que pueden incluir daños punitivos; (2) en las Secciones 1083 (c) (2) y (c) (3), habilita a los demandantes de acciones indemnizatorias intentadas antes de su entrada en vigencia y cualquiera relacionada a ello, a perseguir la reparación de daños bajo esta misma acción. Así, concluye insistiendo que la ley es clara, no existiendo ambigüedad en la intención del legislador de aplicar la FSIA retroactivamente.

Vea texto íntegro (en inglés) de la sentencia de la Corte Suprema de Estados Unidos.

RELACIONADOS

* A propósito de la nominación de Brett Kavanaugh a la Corte Suprema de Estados Unidos: cómo se nombran los jueces y cuál es la importancia de su elección…

* Corte Suprema de Estados Unidos suspende alegatos orales por coronavirus…

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *