Noticias

Imagen: nestoraltuve.com
Cuestiona el negacionismo.

Sociedad Interamericana de Prensa analiza la libertad de expresión en Chile a raíz del proceso constituyente.

Tres normas ya aprobadas del reglamento de la Convención Constitucional que redactará la nueva Constitución podrían tener repercusiones sobre la libertad de expresión.

20 de octubre de 2021

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) señaló en su informe sobre el estado de la libertad de prensa en Chile que tres normas ya aprobadas del reglamento de la convención constitucional que redactará la nueva Constitución podrían tener repercusiones sobre la libertad de expresión.

El documento, que es preliminar y debe ser aprobado por la Comisión de Libertad de Prensa en la Asamblea, alertó sobre un artículo que sanciona a los convencionales por actos de negacionismo de los delitos durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y el estallido social de 2019.

También alertó de otro artículo que condena acciones que «niegan o minimizan» las atrocidades y el genocidio cultural hacia los pueblos originarios.

Estas normas, que ya forman parte del reglamento aprobado para la redacción de la nueva Carta Magna, aplican a los convencionales, pero el informe de la SIP señala que podrían tener repercusiones sobre el estatuto de la libertad de expresión en la futura Constitución.

Una tercera norma, que podría eventualmente replicarse en el texto constitucional, condena la desinformación entendida como «la expresión, a través de cualquier medio físico o digital, de un hecho que se presenta como real, conociendo o debiendo saber que es falso».

La SIP manifiesta su preocupación al estimar que esa definición exigirá que la Comisión de Ética determine la “verdad oficial”, y además observa que el término “debiendo saber que es falso”, es ambiguo.

El informe también señala que las autoridades de la Convención Constituyente «limitaron el acceso de los medios a ciertos espacios de debate y al propio edificio» argumentando razones sanitarias, aunque finalmente las protestas de los gremios periodísticos revirtieron la situación.

 

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.