Noticias

Imagen: el país
Despachan a ley.

Comercio ilegal y piratería: nuevo estatuto facilitará la investigación y persecución.

La Sala del Senado otorgó su contundente respaldo a esta iniciativa que apunta a identificar y desbaratar las bandas de crimen organizado para defraudar.

3 de diciembre de 2021

Listo para ser promulgado como ley quedó el proyecto que fortalece las normas para combatir el comercio ilegal y la piratería. Ello, luego que la Sala del Senado aprobara en forma unánime el informe de la Comisión Mixta encargada de resolver las discrepancias sobre el proyecto relativo al comercio ilegal (Boletín Nº5.069-03).

La iniciativa tiene por objeto combatir el comercio ilegal y la piratería intelectual, dotando a las policías de mecanismos que faciliten la labor investigadora de esos complejos ilícitos.

De acuerdo con lo expresado en el debate esta normativa legal no tiene por objeto perseguir a los vendedores ambulantes, sino entregar herramientas de mejor fiscalización, que permitan identificar y desbaratar a las bandas de crimen organizado que se nutren de este mercado gris.

Así dio cuenta el senador José Miguel Insulza, en su calidad de presidente de la Comisión Mixta quien agregó que esta normativa “entrega herramientas para identificar y desbaratar a las bandas de crimen organizado; permite aplicar a los jefes de las bandas criminales la figura de asociación ilícita y sancionarlos con penas privativas de libertad”.

Asimismo, el texto legal autoriza a las policías, a los inspectores municipales y a los funcionarios de Impuestos Internos para fiscalizar el cumplimiento de las normas; obliga a las municipalidades a establecer en sus ordenanzas los lugares en los cuales se puede realizar el comercio ambulante y permite tener un sistema de identificación de las personas autorizadas; y establece como una sanción específica de la Ley del Tránsito el ejercicio del comercio sin permiso, entre otras materias.

En tanto, el congresista Iván Moreira afirmó que “la ley actual es insuficiente, pues no hay incentivo alguno para perseguir al importador y distribuidor, que lucra con las necesidades apremiantes de personas, en especial migrantes que deben salir a la calle todos los días a vender en forma ilegal”.

El senador Francisco Chahuán, aseguró que “éste es un tema de la mayor importancia y que cobra hoy día una relevancia especial debido al otorgamiento de permisos que hemos visto, o más bien, la instalación del comercio clandestino sin los permisos correspondientes en diversas comunas como Santiago, Viña del Mar, Valparaíso y otras.

Asimismo, el parlamentario David Sandoval afirmó que “la situación de este comercio ilícito tiene impactos absolutamente directos. Primero, el desorden general que se produce en las ciudades; la venta de alimentos sin ningún control sanitario, y el daño al comercio establecido, que paga arriendo, patentes, impuestos, contratan mano de obra y se ven enfrentados a la competencia desleal”.

Finalmente, la subsecretaria de Prevención del Delito, María José Gómez, valoró el despacho de la iniciativa y señaló que “al año tenemos transacciones en comercio ilegal que bordean lo mil millones de dólares; tenemos no pago de IVA al Fisco y pérdidas por 160 millones; existen evidentes perjuicios por la ocupación que significa el comercio ilegal en los espacios públicos; los delitos asociados que este conlleva, por ejemplo, uso de armas de fuego, narcotráfico, y también la calidad de los productos, que muchas veces afectan a los consumidores porque no se puede tener ninguna certificación de ello”.

 

Vea texto íntegro del mensaje, discusión y análisis Boletín Nº5069-03

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *