Noticias

Corte de Santiago
En fallo unánime.

Corte de Santiago acogió recurso de protección presentado en contra del Servicio de Registro Civil e Identificación por negar la filiación de la recurrente basándose en normas derogadas.

El Tribunal de alzada estableció el actuar arbitrario y discriminatorio del servicio al negarse a realizar el trámite.

25 de septiembre de 2020

En fallo unánime, la Corte de Santiago acogió el recurso de protección presentado en contra del Servicio de Registro Civil e Identificación por negar la filiación de la recurrente, basándose en normas derogadas.

La sentencia indica que, la negativa del Registro Civil en negar la filiación de la recurrente, constituye pues un estricto y formal apego a normas ya derogadas, desconociendo las reglas que ahora regulan la materia, los principios que las inspiran y los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentran vigentes. Si bien la legislación anterior otorgó efectos restringidos a tal reconocimiento, en la actualmente vigente tal manifestación de voluntad simplemente otorga la calidad de hijo, sin distinción alguna.

 

La resolución agrega que, en este mismo orden de ideas, cabe recordar que la Ley N° 19.585 eliminó las diferencias entre las distintas categorías de hijos que existían hasta antes de su dictación, esto es, ‘legítimos’, ‘naturales’ y ‘simplemente ilegítimos’, por lo que pretender que en definitiva el causante, por no haber sido reconocido por escritura pública, tendría la calidad de hijo ilegítimo y, por ende, una filiación no determinada, es una interpretación ajena a la ley vigente en materia de filiación y abiertamente discriminatoria.

 

Para el tribunal de alzada, en el caso de autos resulta aplicable el artículo 188 del Código Civil y, en consecuencia, ha de concluirse que la filiación del causante está determinada en relación a su padre, por haber operado al tiempo de la inscripción de nacimiento el denominado ‘reconocimiento espontáneo’, como lo ha resuelto la Corte Suprema en asuntos similares al señalar: ‘Y aunque fuera válido discernir que antes de la Ley N° 10.271, y después de ésta de acuerdo a sus normas transitorias, debía efectuarse el reconocimiento de hijo natural por escritura pública, de igual modo debería razonarse que con la dictación de la Ley N° 19.585, en el caso de autos, la situación jurídica respecto de la causante y los causahabientes está regulada únicamente por el artículo 188 citado, puesto que a ellos ni siquiera debería aplicárseles la norma del primer artículo transitorio de la Ley N° 19.585 que se refiere a quienes a la fecha de entrada en vigencia de esa ley poseían el estado de hijo natural’ (causa Rol N°8473-2013, sentencia dictada el 24 de diciembre del 2013).

 

Añade que de lo expuesto y concluido en los motivos anteriores resulta evidente que procede acoger la acción cautelar intentada, por cuanto el actuar del Servicio de Registro Civil e Identificación es ilegal desde que desconoce la filiación determinada de la recurrente, dejando de aplicar la normativa legal vigente para el reconocimiento de sus derechos, lo que se traduce en una discriminación que va más allá de las diferencias que contempla la ley y, por consiguiente, afecta la garantía contemplada en el numeral 2° del artículo 19 de la Constitución Política de la República, esto es, la igualdad ante la ley respecto del recurrente en relación a aquellas personas a quienes se les ha aceptado la solicitud de posesión efectiva, cumpliendo los mismos requisitos.

 

Vea texto íntegro de la sentencia Rol Nº51.088 -2020

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *