Noticias

Delitos consumado de asociación ilícita, tráfico de armas y lavados de activos.

TOP de Santiago dicta veredicto condenatorio contra autores de tráfico de armas desde Houston.

Modo de operar: uno de los miembros de la asociación viaja a Houston, Texas, Estados Unidos, donde adquiere armas de fuego y las envía a Chile, al interior de cajas de encomienda, a nombre de terceros, mientras el líder de la organización las rastrea permanentemente, y cuando finalmente llegan a Chile, da instrucciones a terceros para que concurran a retirarlas y las entregan a otros miembros de la asociación ilícita.

3 de julio de 2022

El Quinto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago dictó, esta semana, veredicto condenatorio en contra de Mauricio Osvaldo Pavez Becerra, Iván Esteban Pavez Becerra, Francisco Javier Contreras Quintanilla, Fernando Antonio Cabrera Acuña, Luis Alberto Palacios Mendoza y Piero Marcelo Ubilla Duarte, en calidad de autores, en distintos grados de participación, en los delitos consumado de asociación ilícita, tráfico de armas y lavados de activos, entre otros. Ilícito perpetrado entre 2015 y 2018, desde Houston (EEUU) y Chile.

En resolución unánime, Rol Nº41-2021, el tribunal tras la deliberación de rigor, dio por acreditado tanto la ocurrencia de los delitos como la participación culpable de los acusados en los hechos que se tuvieron por acreditados en el juicio que se inició el 12 de abril pasado.

En concreto, para el tribunal, la prueba de cargo ha resultado idónea y suficiente para dar por establecidos los presupuestos fácticos que permiten configurar los ilícitos imputados en la acusación, como también la participación que en cada uno de tales hechos le ha correspondido a cada uno de los acusados, razón por la cual, por unanimidad, los jueces resolvieron condenar en los siguientes términos a:

-Mauricio Osvaldo Pavez Becerra como autor del delito consumado de asociación ilícita, en calidad de líder de la organización; además de los delitos consumados y reiterados de tráfico ilícito de armas y lavado de activos y como encubridor del delito de robo con intimidación.

-Iván Esteban Pavez Becerra, hermano del líder, como autor del delito consumado de asociación ilícita, del delito consumado y reiterado de tráfico ilícito de armas y del delito de lavado de activos.

-Francisco Javier Contreras Quintanilla como autor del delito consumado de asociación ilícita, del delito consumado y reiterado de tráfico ilícito de armas y de los delitos consumados de tenencia ilegal de municiones, robo con intimidación y receptación de vehículo motorizado.

-Fernando Antonio Cabrera Acuña como autor del delito consumado de tráfico de armas.

-Luis Alberto Palacios Mendoza como autor de los delitos consumados de asociación ilícita y tenencia ilegal de municiones.

-Piero Marcelo Ubilla Duarte como autor de los delitos consumados de tenencia ilegal de arma de fuego y municiones.

Hechos acreditados

Sobre la base y mérito de la prueba rendida en la audiencia de juicio oral, el tribunal arribó a las siguientes conclusiones:

Con el mérito de la prueba rendida durante la audiencia del juicio oral, han quedado asentados los siguientes hechos:
Hecho 1. ASOCIACIÓN ILÍCITA. A lo menos desde el año 2015 hasta principios de 2018, Mauricio Osvaldo Pavez Becerra, Iván Esteban Pavez Becerra, Francisco Javier Contreras Quintanilla y Luis Alberto Palacios Mendoza se organizaron, estableciendo una estructura jerárquica y distribuyendo sus funciones, para dedicarse sistemática y permanentemente al tráfico de armas de fuego, partes de armas de fuego y municiones, el que se ejecutaba del siguiente modo: uno de los miembros de la asociación viaja a Houston, Texas, Estados Unidos de América, en adelante EE.UU., donde adquirió armas de fuego y las enviaba a Chile, al interior de cajas de encomienda, a nombre de terceros, mientras el líder de la organización las rastreaba permanentemente, y cuando finalmente llegaban a Chile, daba instrucciones a terceros para que concurran a retirarlas y las entregaran a otros miembros de la asociación ilícita, a cambio de un beneficio económico, para finalmente ser vendidas por la organización, obteniendo ganancias. Además de lo anterior, la asociación ilícita obtuvo municiones en el mercado formal, aprovechando el permiso para adquirir municiones de uno de sus miembros, y posteriormente las vendía, obteniendo también ganancias.

El dictamen agrega que, para lograr sus objetivos, la organización se estructuró de la siguiente forma:
Mauricio Osvaldo Pavez Becerra, apodado ‘Pachuco’ o ‘Pachuquin’, líder y principal financista de la organización, decidía qué miembros de la organización viajarían a EE.UU., pagaba sus pasajes, negociaba con los proveedores de armas en EE.UU., daba las órdenes para comprar, para esconder y para enviar encomiendas con armas de fuego a Chile, rastreaba el envío de las encomiendas, organizaba el retiro de las mismas y pagaba u ordenaba pagar a los terceros que recibían las encomiendas.

Francisco Javier Contreras Quintanilla, apodado ‘Chicoria’, entre el 24 de junio y el 10 de diciembre del año 2015 estuvo en EE.UU. encargándose de la compra y envío de armas de fuego escondidas en encomiendas, con acuerdo de Mauricio, enviando al menos en una ocasión una encomienda con armas a su hermano Gabriel Contreras Quintanilla. Una vez que regresó a Chile, quedó a cargo de recibir las encomiendas de parte de los terceros encargados de retirarlas y entregarlas a Mauricio Osvaldo Pavez Becerra. Además de lo anterior, financiaba la compra de armas de fuego, junto con Mauricio Osvaldo Pavez Becerra y su hermano Iván Esteban Pavez Becerra.

Iván Esteban Pavez Becerra, apodado ‘Pachuco’, hermano de Mauricio Osvaldo Pavez Becerra, entre el mes de marzo de 2016 y diciembre del año 2017 estuvo en EE.UU., encargándose de la compra y envío a Chile de armas de fuego escondidas en encomiendas. Antes de regresar a Chile traspasó sus conocimientos y contactos a un tercero, quien llegó a EE.UU. en el mes de noviembre del año 2017 a reemplazarlo. Además, financiaba la compra de armas de fuego, junto con Mauricio Osvaldo Pavez Becerra y Francisco Javier Contreras Quintanilla.

Luis Alberto Palacios Mendoza, apodado ‘Ñoño’, utilizaba el permiso que le otorgó la Dirección General de Movilización Nacional (D.G.M.N.) para tener dos armas de fuego calibre .40 y 9 mm, respectivamente, para comprar en el mercado formal municiones de estos calibres y entregarlas a Mauricio Osvaldo Pavez Becerra, para su comercialización”.

Armas incautadas

Asimismo, el tribunal dio por acreditado el hecho signado con el número 2, referido al delito de tráfico ilícito de armas y otros contemplados en la Ley N° 17.798 sobre control de armas y explosivos.

Al menos desde el año 2015 y hasta mayo del año 2018, la asociación ilícita liderada por Mauricio Osvaldo Pavez Becerra, sin contar con la debida autorización, puesto que sus miembros no registraban armas inscritas a su nombre y no tenían ni han tenido permiso para tener, portar, comercializar, importar ni exportar armas de fuego y municiones, importó e internó a Chile las siguientes armas de fuego:

En el mes de agosto del año 2015, Francisco Javier Contreras Quintanilla, usando un nombre falso, envió desde Houston, Texas, EE.UU., una encomienda internacional a Santiago de Chile, que contenía escondida en su interior la pistola marca Walther calibre .22 LR número de serie L124606, dirigida a Gabriel Contreras Quintanilla, que fue importada e internada a Chile sin contar con la debida autorización, pero no llegó a su destinatario final por haber sido incautada por los fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas de Chile, que detectaron la presencia del arma en el Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez, y denunciaron el hecho.

En tanto, entre el mes de noviembre del año 2017 y comienzos de enero del año 2018, Iván Esteban Pavez Becerra y un tercero, siguiendo instrucciones de Mauricio Osvaldo Pavez Becerra, compraron dos armas de fuego: la pistola marca Glock, modelo 23, calibre .40 auto, número de serie GUM789, fabricada en Austria, con su respectivo cargador con capacidad para 13 cartuchos; y la pistola marca Taurus, modelo PT809, calibre 9x19mm, número de serie TJW44086, fabricada en Brasil, con un cargador con capacidad para 17 cartuchos. Luego, desde Houston, EE.UU. el tercero precedentemente referido las escondió al interior de un reproductor de DVD y las envió a Chile, bajo nombre de Fabián González, en la encomienda dirigida a Néstor Barrera Vera, las que fueron importadas e internadas en Chile sin contar con la debida autorización, pero no llegaron a su destinatario final puesto que con fecha 24 de enero del año 2018, funcionarios del Servicio Nacional de Aduanas, que cumplían funciones en dependencias del Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez, ubicado en la comuna de Pudahuel, descubrieron las armas de fuego y denunciaron el hecho.

Modus operandi que se reiteró entre noviembre de 2017 y enero de 2018, periodo en el cual la asociación ilícita “(…) compró la pistola marca Glock, modelo 41GEN4, calibre .45 auto, serie XLT225 con un cargador, la escondió y envió a Chile en una encomienda, sin contar con la respectiva autorización, a nombre de Felipe Andrés Pedreros Curinao, quien la recibió y entregó posteriormente a Francisco Javier Contreras Quintanilla, el que conservó solo la caja de la encomienda en su domicilio ubicado en Avenida Transversal N° 4054, comuna de Maipú. Finalmente, el arma fue encontrada a Iván Esteban Pavez Becerra, quien la mantuvo en su poder en el domicilio ubicado en calle Coihueco N°229, comuna de Viña del Mar, lugar en que fue incautada con fecha 6 de mayo de 2018.

“Entre el mes de noviembre del año 2017 y abril del año 2018, un tercero, siguiendo instrucciones de Mauricio Osvaldo Pavez Becerra, compró la pistola marca Sig Sauer, modelo SP2022, número de serie 24B176685, calibre 9x19mm, la escondió y envió a Chile sin la correspondiente autorización, en una encomienda a nombre de Mike Fabián Arqueros Collao, que fue entregada a Francisco Javier Contreras Quintanilla”, agrega el acta.

Con fecha 6 de mayo del año 2018, Francisco Javier Contreras Quintanilla, mantenía en su domicilio, ubicado en calle Segunda Transversal N° 4054, comuna de Maipú, la pistola marca Sig Sauer, ya individualizada, junto con 01 cargador para pistola Sig Sauer con 15 cartuchos en su interior 9 x19 mm; 01 caja con la leyenda ‘Explosivos’ que contenía 04 cajas con munición .40 auto (S&W) con un total de 208 cartuchos balísticos; 04 cajas con munición 5,56x45mm con un total de 204 cartuchos balísticos del tipo encamisados; 01 caja con munición 9x 19mm con un total de 29 cartuchos balísticos; y 01 caja con munición .38 SPL con un total de 50 cartuchos balísticos.

A comienzos del año 2018, Mauricio Osvaldo Pavez Becerra y Fernando Antonio Cabrera Acuña se concertaron para importar e internar a Chile armas de fuego compradas en EE.UU., escondiéndolas en containers, usados para internar vehículos importados por la empresa de Fernando Cabrera Acuña desde EE.UU. a Chile. En virtud de este acuerdo, con fecha 19 de febrero de 2018, un tercero, siguiendo instrucciones de Mauricio Osvaldo Pavez Becerra, compró y envió una encomienda, usando el nombre de un tercero (Carlos Vásquez), desde Houston, Texas a Miami, EE.UU., a nombre de la empresa Logistic Group, de propiedad de Fernando Cabrera Acuña, que en su interior contenía las siguientes especies: una pistola marca Springfield, calibre .45 auto, número de serie US691577, y una pistola marca Glock, modelo 27, calibre .40 auto, serie HYW907, con su respectivo cargador.

Cuando la encomienda llegó a Miami, EE.UU. –continúa–, Fernando Cabrera Acuña instruyó que fuera puesta al interior del container serie TCKU9694480, que fue enviado a Chile. Durante todo el tiempo que el container ya individualizado, se demoró en llegar a Chile, Mauricio Osvaldo Pavez Becerra realizó el rastreo en línea del container en la página web de la empresa naviera Hapag-Lloyd. Con fecha 5 de mayo del año 2018, el container ya referido llegó al Puerto de Arica, en Chile, y en su interior fueron encontradas las especies señaladas.

En la resolución, el 5° TOP desestimó que formara parte del delito de tráfico de armas la referencia a municiones, formuladas en la acusación fiscal, al considerar que estas “no fueron objeto de alguna negociación al tenor de los audios telefónicos interceptados y las mismas se encontraban al interior de un vehículo de uso policial, lo que genera una duda razonable respecto de que tales especies fueran parte del delito de tráfico de armas”.

Robo con intimidación y lavado de activos

Con la prueba rendida, el tribunal también dio por acreditado que alrededor de las 23:15 horas del 9 de febrero de 2018, que la víctima, Pablo Antonio Maldonado Correa, “conducía el Jeep Grand Cherokee, placa patente GKPV-20, por la comuna de Providencia, y al llegar a calle Coyancura frente al número 2260, se detuvo otro vehículo, desde donde bajó Francisco Javier Contreras Quintanilla junto con otro sujeto no identificado, ambos premunidos aparentemente de armas de fuego, quienes lo insultaron y amenazaron con dispararle, ante lo cual la víctima salió de su vehículo y los asaltantes se llevaron su vehículo con su respectiva llave-control, documentación de éste, y un teléfono celular”.

Afirma que una vez ejecutado el robo, Mauricio Osvaldo Pavez Becerra obtuvo unas placas patentes GPDK.88 correspondientes a otro vehículo de la misma marca y modelo que el vehículo robado, para efectuar la posterior venta del vehículo sustraído.

Asimismo, al menos desde 2015 y hasta el 6 de abril de 2018, Mauricio Osvaldo Pavez Becerra emitió diversas boletas de honorarios ideológicamente falsas, a nombre de terceros, que daban cuenta de servicios de banquetería y otros que nunca se realizaron, con la finalidad de aparentar que las utilidades que percibía producto del negocio de tráfico de armas, tienen un origen lícito, y así poder justificar sus inversiones, realizadas principalmente en vehículos.

Durante el mismo periodo, entre 2015 y 2018, Mauricio Osvaldo Pavez Becerra, con la finalidad de ocultar el verdadero origen de los ingresos que obtenía de la comisión de los delitos de asociación ilícita y tráfico de armas, utilizó a terceros cercanos como testaferros, para inscribir o transferir a su nombre bienes comprados y pagados por él, especialmente vehículos, o a nombre de su conviviente, Sussue Jane Caro Araya (condenada con antelación en la causa).

Entre dichos bienes se encuentra: el 5% de los derechos de la parcela 1098, del Fundo Curauma, comuna de Valparaíso, propiedad inscrita en el Conservador de Bienes Raíces de Valparaíso a nombre de Caro Araya; un vehículo station wagon, marca Nissan, modelo Kicks Sense 1.6, color gris, año 2017, P.P.U. JHYH-99, comprando por Mauricio Pavez Becerra el 2 de noviembre de 2017, usando el nombre de su conviviente; un vehículo station wagon, marca Ford, modelo Explorer XLT 3.5 AUT., color gris, año 2012, P.P.U. FCJS-87, adquirido por Pavez Becerra el 22 de noviembre de 2017, a nombre de la condenada Sussue Jane Caro Araya, a quien lo entregó como regalo de cumpleaños; y un vehículo marca Jeep, modelo Cherokee Ltd 4×4 aut. 3.2, color negro, año 2015 P.P.U. HFTR-61, el cual el 10 de abril de 2018, Mauricio Osvaldo Pavez Becerra transfirió a José Antonio Caro Fuentes, padre de su conviviente. No obstante, Pavez Becerra continuó utilizando el móvil e, incluso, lo puso a la venta a través de una automotora.

Delito de lavado de activo que también se acreditó en el caso de Iván Esteban Pavez Becerra, quien, con la finalidad de ocultar el verdadero origen de los ingresos obtenidos de los delitos de asociación ilícita y tráfico de armas, en marzo de 2018, “adquirió mediante importación, el vehículo tipo camioneta marca Chevrolet, modelo Colorado 2.8 Aut., año 2016, color gris, P.P.U. KFBF-19. El valor CIF del vehículo fue de USD10.500, a lo que deben sumarse USD2.722,20 por concepto de pagos arancelarios, lo que arroja un total de USD 13.222,20”.

El último delito que el tribunal dio por estableció, es el de receptación de vehículo motorizado, en el cual le cupo participación a Francisco Javier Contreras Quintanilla, quien fue sorprendido el 6 de mayo de 2018, manteniendo en su poder, “estacionado en el interior de su domicilio ubicado en calle Segunda Transversal N°4054, comuna de Maipú, el vehículo marca Mercedes Benz, modelo 250, color blanco, año 2017, P.P.U. JRLD.49, que había sido robado a su dueño el día 13 de abril de 2018, registrando encargo por robo N°2659-04-2018, por el delito de robo con intimidación, conociendo Francisco Javier Contreras Quintanilla o no pudiendo menos que saber que se trataba de un vehículo robado. Al momento de encontrarse el vehículo en poder del imputado, este mantenía las placas patentes únicas JFGL.59 genuinas, que corresponden a un automóvil de la misma marca y modelo”.

La audiencia de comunicación de la sentencia quedó programada para las 13 horas del próximo lunes 25 de julio de 2022.

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.