Noticias

"Manejo negligente del conductor atendidas las especiales condiciones climáticas".

CS ordena a empresa de buses indemnizar a pasajero lesionado en accidente de tránsito entre Castro y Quellón.

El máximo Tribunal declaró inadmisible el recurso de casación en la forma y rechazó el recurso de casación en el fondo interpuestos por la demandada en contra de la sentencia, dictada por la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, que acogió la demanda.

5 de marzo de 2021

La Corte Suprema confirmó la sentencia que condenó a la empresa Transportes Cruz del Sur Limitada a pagar una indemnización de $ 7.000.000 a pasajero que resultó lesionado en accidente de tránsito registrado en octubre de 2017, en la localidad de Rauco, entre Castro y Quellón.

La sentencia sostiene que de la atenta lectura de la demanda y de los argumentos del fallo recurrido, se desprende que no hay elemento alguno que escape del debate fáctico sostenido en la instancia, tanto en lo que respecta al motivo del accidente, el que incluye el manejo negligente, como a los motivos de la condena al daño moral.

La resolución agrega que la Corte concluye como motivo del accidente el manejo negligente del conductor atendidas las especiales condiciones climáticas, lo que se desprende del informe SIAT contenido en la carpeta investigativa del Ministerio Público, remitida a autos y no objetada. De esta forma, el argumento de la demandante de levantar la conducción irresponsable del demandado incluye, sin duda, este manejo negligente.

Por otro lado –prosigue–, los fundamentos relativos a la condena al daño moral se encuentran altamente explicitados en el fallo y, de ellos se concluye que los demandados deben indemnizar al actor en una suma inferior a la pedida, lo que en modo alguno configura la causal de ultrapetita invocada.

Para el máximo Tribunal, en relación a lo anterior cabe tener presente que la actividad de valoración de los medios de prueba se agotó con aquella desplegada por los magistrados del fondo y no es posible esa revisión por la vía del presente recurso, a menos que se hubiere denunciado y establecido eficazmente vulneración de las normas reguladoras de la prueba, lo que en la especie no ha acontecido.

«Tampoco se advierte, en este contexto, contravención del artículo 1698 del Código Civil cuya regla aludida en el recurso se infringe cuando la sentencia obliga a una de las partes a acreditar un hecho cuya prueba corresponde a la contraparte, lo que no se vislumbra en el caso de autos», añade.

Concluye que, como ya se ha mencionado, lo que el tenor del recurso deja en evidencia, por lo tanto, es que las argumentaciones medulares que en él se contienen, se orientan más bien a impugnar la valoración que de las probanzas rendidas hicieron los jueces del mérito y de esa forma obtener, por esta vía, una nueva ponderación de los mismos para asentar hechos útiles a los propósitos de la co-demandada. Sin embargo, tal pretensión escapa a los márgenes de este recurso, el que desde luego, y en virtud de esta conclusión, no podrá prosperar, por adolecer de manifiesta falta de fundamento.

 

Vea texto íntegro de la sentencia de la Corte Suprema Rol Nº27.814-2019, Corte de Puerto Montt Rol Nº1075-2018 y de primera instancia Rol C-665-2018

 

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *