Entrevista

Educación garantizada, pluriculturalidad y reelección inmediata.

Martín Arrau, constituyente electo por el Distrito 19: “Nadie querrá invertir en Chile si existe incerteza económica, jurídica y social”.

Cree que la educación debe ser un derecho garantizado para todos como principal clave para equilibrar las oportunidades de los ciudadanos. Lo anterior, siempre y cuando se otorguen amplias facultades para que la gente pueda decidir si optar por la educación que ofrece el Estado.

22 de junio de 2021

En una reciente entrevista realizada a Martín Arrau, constituyente electo por el Distrito 19 por Fernando Goler para Diario Constitucional, nos afirma que Chile necesita un Estado eficiente, estabilidad, paz y seguridad. Está convencido de que debemos reducir el número de políticos, y el sueldo de los mismos, y que el mandato presidencial debe ser de cuatro años con la posibilidad de reelección.

Ingeniero civil de industrias, egresado de la Universidad Católica de Chile, fue Intendente de la Región de Ñuble entre 2018 y 2020. El primero en ejercer el cargo tras la creación de la región.

Se desempeñó como analista de finanzas y operaciones de la Compañía Electro Metalúrgica (Elecmetal S.A.), gerente de Administración y Finanzas de empresas Curiagro S.A y grupo de empresas Curimapu Seed Growers, compañía dedicada a la multiplicación de semillas en Ñuble. Entre los años 2010 y 2012 fue coordinador de asesores del Ministerio de Agricultura. Entre 2015 y 2017 lideró la campaña “Por una buena reforma de aguas”, en conjunto con Comunidades de Aguas, Asociaciones Gremiales y juntas de Vigilancias de Ríos, con la finalidad de promover una Buena Reforma al Código de Aguas.

Entre sus planteamientos para una nueva Constitución destacan la libertad del empleo y contratación, la instauración de una defensoría de las víctimas en el sistema judicial, la disminución de los integrantes de la Corte Suprema, el respeto al derecho al Orden Público y la Seguridad.

Además propone el aumento de penas a los delitos de corrupción y una normativa “profunda y dura” para limitar la contratación de parientes en cargos públicos electos o designados. Para la estimulación de la inversión y, por consiguiente, la generación de empleos en las regiones propone rebajas tributarias en las regiones más pobres

1. La nueva constitución generará cambios. ¿Podría mencionar los cambios positivos o negativos que considera más relevantes frente al nuevo texto constitucional?

Tendremos que ver cómo queda la propuesta. Espero que todos los cambios sean positivos y resultado del diálogo y del sentido común. Chile no necesita más incertidumbre, necesita que nos pongamos de acuerdo en lo necesario para hacer juntos un país próspero, más seguro y más eficiente.

 

2. Usted ¿es partidario de un Estado social de derecho, a través del fortalecimiento de las pensiones, sistema de salud y viviendas dignas? ¿Cuál es su propuesta concreta frente a estos temas?

Soy partidario de que se hagan bien las cosas. Necesitamos un Estado que haga la pega, que sea eficiente, que no despilfarre recursos, que fortalezca lo que le haga bien a Chile y que elimine lo que nos daña. La Constitución no es un programa de gobierno ni una política social detallada. Sí, soy partidario de un Estado que establezca ciertos derechos que son fundamentales, pero consciente de que la Constitución no es un listado de deseos, y que será necesario que esos contenidos mínimos desarrollados en ella se garanticen mediante leyes, con un presupuesto definido previamente.

 

3. ¿Qué tipo de Estado necesita Chile? ¿Requiere una modernización (El Estado), cuáles son los aspectos que destacaría al respecto?

Ya lo he dicho, Chile necesita un Estado eficiente. No puede ser que un servicio público solicite un documento emanado de otro servicio ¡también público! El Estado debe estar al servicio de la persona, y no al revés. Por eso soy partidario de establecer, a nivel constitucional, el principio de la eficiencia y eficacia de la función pública. Todo el actuar del Estado debe sujetarse a ese principio.

 

4. Algunas consultoras han revelado que uno de los temas que más apoyo tendrá en la nueva Asamblea Constituyente será la de limitar o prohibir la inversión extranjera privada en Chile. Lo anterior pareciera un tema preocupante y complejo para el país en materia de producción y empleos ¿Cuál es su opinión sobre este tema?

Una locura total. Hoy Chile necesita estabilidad, paz y seguridad. Sólo así podremos fomentar la mejor política pública que existe, que es el empleo. Necesitamos inversión, venga de donde venga. Nadie querrá invertir en Chile si existe incerteza económica, jurídica y social, lo que implica menor generación de empleo, y con ello, más pobreza.

 

5. ¿Cuáles son los recursos que considera que deben otorgarse a las regiones, para evitar el excesivo centralismo y así dar soluciones más focalizadas y rápidas a la comunidad local?

Yo represento a Ñuble, la segunda región más pobre de Chile. Como te señalaba anteriormente, necesitamos estimular la inversión, y por consiguiente, la generación de empleos. Para ello es necesario que esas regiones más pobres (además de Ñuble, Araucanía y Maule) tengan rebajas tributarias como beneficio, que sea institucionalizado y que no dependan de un gobierno u otro. Los indicadores regionales sí deben incidir en la carga tributaria.

6. ¿Cree usted que la Educación debe ser un derecho garantizado, ¿cómo proyecta al sistema educacional de Chile en los próximos años?

Claro que sí, la educación debe ser un derecho garantizado. Lo fundamental para poder equilibrar las oportunidades de la gente es la educación, es el centro de todo. Me encantaría que el Estado nos pudiera garantizar la educación hasta post doctoral si pudiere, pero como sabemos que los recursos son limitados, debemos ser cuidadosos en lo que vamos a plasmar en la nueva Constitución y no crear falsas expectativas o letra muerta. Debemos establecer conceptos amplios, en la cual se le imponga al Estado un deber de garantizar la educación de los chilenos y a su vez otorgar amplias facultades para que la gente pueda decidir si optar por la educación que nos ofrece el Estado, o si ellos por si solo se organizan, siempre cumpliendo estándares adecuados, para poder educarse de la forma que mejor les parezca. Para esto también será fundamental ver experiencias comparadas, en donde la educación es laxa y no hay solo una forma de enseñar.

 

7.¿Qué se debe introducir en la nueva Constitución respecto a los pueblos originarios? Otorgar un reconocimiento constitucional, reconocer la diversidad cultural y/o definir a Chile como un Estado plurinacional?

Chile es un Estado unitario, donde convergen muchas culturas, razas y nacionalidades. Eso hace que seamos un país pluricultural, como la mayoría de países lo son gracias a la globalización. Pero el Estado chileno y la Nación son una sola. La Constitución debe consagrar un deber del Estado de respetar las creencias e instituciones de culturas originarias.

 

8. ¿Qué cambios se le deben realizar al Tribunal Constitucional? Eliminar el control de los proyectos de ley durante su tramitación en el Congreso y/o reformar el sistema de nombramientos de los ministros integrantes o eliminar el Tribunal Constitucional y crear un nuevo órgano?

Sin duda debemos revisar la fórmula de nombramiento de los Ministros. El control que realiza el TC debe ser estrictamente constitucional y jurídico. Pero creo que es necesario que exista un control en los proyectos de ley que se presenten, los cuales deben tener una irrestricta sujeción a la Constitución. Los legisladores juran respetar y hacer respetar la Constitución en su actuar, lo que no siempre se cumple. Es necesario ese control.

 

9. ¿Debe haber un Congreso bicameral o unicameral? ¿Si opina que debe ser bicameral, se debe dejar una de ellas para representación territorial y otra para la representación política o tal como está ahora?

Soy de la idea que debemos tener 100 parlamentarios. El cómo y en cuantas cámaras lo podremos conversar en la Convención y buscar lo mejor para Chile. Estoy convencido de que debemos reducir el número de políticos, y el sueldo de los mismos. La eficacia y la eficiencia del Estado también se debe ver reflejado en ellos.

En cuanto a la repartición territorial y política, en algún minuto -y en la teoría- se intentó que los diputados fueran representantes del territorio y los senadores ejercieran una representación más bien política. Esto se plasma en los requisitos para ser diputado entre los cuales se exige tener residencia en la región a que pertenezca el distrito electoral correspondiente durante un plazo no inferior a dos años, contado hacia atrás desde el día de la elección, cosa que para los senadores no es exigencia. Ahora bien, quizás no se logra el objetivo porque los senadores finalmente son elegidos por circunscripciones. Esto me parece que se puede corregir, pero lo importante es tener un mecanismo eficiente y que ayude a la no concentración del poder.

 

10. Actualmente en Chile existen los denominados quórums supra-mayoritarios usados para modificar las leyes orgánicas constitucionales, las leyes de quórum calificado, las que interpretan a la Constitución política y casos especiales. ¿Qué cambios deben realizarse?

Sin duda se deben revisar los quórums en esas materias. En todo reglamento y estatutos, ya sea de una empresa o un condominio hay quórums, ya que siempre habrán temas menos y más importantes en los cuales es crucial que se decida por una mayoría robusta. Creo que lo importante será establecer qué temas son de tal importancia, que requieran de diferentes quórums. Y vuelvo a repetir lo mismo, esto debemos hacerlo en beneficio de la gente, porque se debe controlar siempre el poder, y los quórums son otra forma de control.

 

11. ¿Se deben mantener los cuatro años de mandato de la o el presidente, pero con posibilidad de reelección inmediata durante otros cuatro años? ¿Debe alargarse a 6 años, sin reelección? ¿Debe alargarse el período a 5 años sin reelección inmediata o con reelección inmediata? ¿O deben mantenerse los cuatro años de mandato de la o el presidente sin posibilidad de reelección?

Creo que es bueno cuatro años de mandato con la posibilidad de reelección. Ello permite a quien gobierne proyectar de mejor forma su administración, y nos permite a todos los ciudadanos ver si estamos de acuerdo en cómo está llevando esa administración.

 

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Es muy bueno leer esta entrevista en que se refleja claramente una posición equilibrada y fundamentada. Felicitaciones.
    La minería sigue siendo una fuente importante de ingreso de capitales y de divisas en nuestro país. Ahuyentar la inversión es un mal camino.
    Estoy de acuerdo con un mandato presidencial de cuatro años con posibilidad de reelección.