Entrevista

??????????
Paridad de género y nueva Constitución..

Carolina Araya Gaete, abogada y profesora de Derecho Económico: “Tanto mujeres como hombres tenemos la misma capacidad en la toma de decisiones, con virtudes destacables de ambos géneros, lo cual enriquece y asegura una mejor y mayor calidad en las resoluciones que deban adoptarse”.

La abogada afirma que el proyecto de nueva Constitución contiene normas muy potentes en relación a la participación paritaria de las mujeres. Asimismo cree que los avances y la evolución que como sociedad hemos experimentado en este último tiempo se irán profundizando, más allá de la aprobación o no de la nueva Constitución.

23 de julio de 2022

Por Franco Fica Cofré, Derecho Universidad San Sebastián.

En una entrevista con Carolina Araya Gaete (*) entrega su opinión respecto al proyecto para una nueva Constitución en materia de paridad de género y las implicancias que busca establecer en nuestro ordenamiento jurídico.

1. ¿Cree que la paridad de género permite asegurar la igualdad de oportunidades para mujeres en el acceso a cargos públicos?

Pienso que la igualdad de oportunidades para las mujeres es una meta hacia la que debemos caminar, y para ello es imprescindible adoptar muchas y diversas medidas, en todos los ámbitos de la vida en sociedad. Una de ellas, importantísima, es la paridad de género. Por ejemplo, en las últimas elecciones populares quedó en evidencia que la paridad de género permite generar más espacios para las mujeres en el ámbito público, toda vez que obligó a los partidos políticos a salir de la zona de confort y buscar y proponer cartas femeninas permitiendo una inclusión igualitaria de la mujer en la política, lo que fomenta a su vez que los propios partidos políticos cuenten con buenas prácticas de inclusión y paridad. Es un círculo virtuoso.

2. ¿La paridad de género afecta la igualdad ante la ley?

La paridad de género es un instrumento para alcanzar la igualdad sustantiva, es decir la igualdad de oportunidades. En ese sentido, yo diría que la paridad de género contribuye a alcanzar la igualdad: el propósito es que una vez que se aplique una norma o medida, el resultado sea que las personas, independiente de cualquier otra condición, puedan gozar en igualdad de sus derechos. Se trata de una acción afirmativa que busca que personas históricamente excluidas de cargos de poder, puedan acceder a aquellos, derribando barreras estructurales y culturales. Lo igualitario entonces sería que la representatividad sea proporcional y armoniosa con las características de nuestra sociedad, logrando así que los temas a discutir estén centrados en forma igualitaria en los que son de interés de todas las personas que la integran.

3. ¿Usted cree que esta medida puede asegurar calidad en las decisiones de los órganos del Estado?

Por supuesto que sí. Tanto mujeres como hombres tenemos la misma capacidad en la toma de decisiones, con virtudes destacables de ambos géneros, lo cual enriquece y asegura una mejor y mayor calidad en las resoluciones que deban adoptarse, sobre todo si analizamos que la paridad permite una representación más acertada, o por lo menos, más cercana a la realidad, y como consecuencia de ello, sin duda mejora la calidad. Además, ahora se generan los incentivos para perfeccionamiento toda vez que el trabajo femenino tendrá los espacios para visibilizarse.

4. ¿Piensa que aumentará el número de mujeres que aspiren a cargos públicos?

Claro. La mujer ha estado históricamente marginada de ciertas esferas, lo que produce que en muchos casos las propias mujeres consideren que hay ciertos espacios en los que no les corresponde estar. Esa barrera cultural, o interna, es la que se empieza a derribar al ver que más mujeres en cargos públicos, adoptando decisiones  que normalmente han estado en manos de hombres. Lo esperable es que las mujeres participen activamente y aspiren a estar en cargos públicos, demostrando que las cosas se pueden hacer de modo diferente.

5. En conformidad al proyecto, la paridad de género se debería aplicar por la función jurisdiccional como un principio, ¿usted cree que los tribunales fallarán con una perspectiva diferente?

La paridad se incorpora como principio junto con la perspectiva de género. El Poder Judicial lleva ya un par de años ocupándose de incorporar la perspectiva de género. Recordemos que el 2014 elaboró un estudio de diagnóstico interno, para conocer las desigualdades, discriminaciones y estereotipos existentes en el propio Poder Judicial y que pudieran impactar en la administración de justicia. En el año 2015, la Corte Suprema adoptó el Plan de Acción sobre la incorporación de la perspectiva de género en la judicatura chilena; en febrero del año 2018 el Tribunal Pleno de la Corte Suprema aprobó la Política de Igualdad de Género y No Discriminación y comienza a funcionar la Secretaría Técnica de Igualdad de Género y No Discriminación del Poder Judicial, que se hace cargo de implementar las acciones ligadas a la elaboración de una política de género para la justicia.

Sin embargo, hasta ahora la paridad, como una acción afirmativa no había sido incorporada, y de ello da cuenta que solo hay un 30% de mujeres en los altos tribunales de justicia.

Sin duda que incorporar la perspectiva de género a la función jurisdiccional es un gran paso, uno de muchos que deben darse, para alcanzar la igualdad en relación a la función de los tribunales. Permitirá que se avance en criterios y políticas que unifiquen, y que no dependa de la sensibilidad de la integración de la sala.

6. ¿Usted piensa que los privados comenzarán a tomar esta medida dentro de sus directivos?

Algunas empresas ya han comenzado a implementar toma de decisiones y contrataciones pensando en hacerlo con una mirada integradora, especialmente, mediante la inclusión de principios de igualdad y equidad de género incorporados en sus códigos de ética, misión y visión que hagan más palpable las declaraciones de principios. Sin duda esperamos que se sumen más.

7. En caso de no aprobarse el proyecto de nueva Constitución, ¿cree que repercutirá en materia legislativa la participación igualitaria entre mujeres y hombres?

El proyecto de nueva Constitución contiene normas muy potentes en relación a la participación paritaria de las mujeres. Más allá de que se apruebe o no, creo en la no regresividad de los derechos humanos. La sociedad ya ha avanzado en un sentido: el de abrir espacios para la participación de las mujeres. Hemos visto que las decisiones que se adoptan con participación paritaria son diferentes y más representativas que las que no lo son. Creo que los avances y la evolución que como sociedad hemos experimentado en este último tiempo se profundizarán, más allá de la aprobación o no de la nueva Constitución.

(*) Abogada; Licenciada en Ciencias Jurídicas y Sociales; Magíster en Derecho de la Empresa, Universidad del Desarrollo; Diplomado en Pedagogía para la Educación Superior, Universidad Santo Tomás; Diplomado en Gestión de Personas y Diplomado en Liderazgo y Gestión de Equipos de Alto Desempeño Universidad Adolfo Ibáñez; Diploma Nuevo Procedimiento Laboral, Universidad de Concepción.

 

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. La paridad es una afrenta a las personas talentosas y con mérito que, en general, no buscan ganarse lo espacios por secretaria. Lamentable.

  2. Pienso que la participación en la toma de decisiones vas más allá del género, más tiene que ver con el nivel de estudios y el grado de inteligencia. Ejemplo, si para 10 cargos gerenciales, se presentan 10 varones y 10 mujeres y las 10 mujeres superan a los varones en nivel de estudios y grado de inteligencia, entre otros factores, no vea la razón para contratar sólo a las mujeres ocupen todos y cada uno de los cargos. Igual en contrario.