Noticias

Opinión.

Acerca de la «Diferencia entre violencia de género y violencia intrafamiliar».

Cuando una mujer es víctima de la violencia por el mero hecho de ser mujer, se debe hablar siempre de violencia de género y no de violencia intrafamiliar.

31 de agosto de 2018

En una reciente publicación del medio español Confilegal se da a conocer el artículo "Diferencia entre violencia de género y violencia intrafamiliar". Se sostiene que, en ocasiones, las variadas denominaciones de los malos tratos nos llevan a la confusión y empleamos indistintamente conceptos como violencia de género, violencia intrafamiliar, de pareja, hacia las mujeres, o sexista.
Sin embargo, se aclara que no es lo mismo hablar de violencia de género y de violencia intrafamiliar porque una apunta a la mujer y la otra a la familia como sujetos de referencia.
A continuación, se detalla que la violencia intrafamiliar es la que se produce en la casa, el hogar y la puede ejercer y sufrir cualquiera de los miembros del núcleo familiar, es decir, una madre sobre sus hijos o un nieto sobre su abuelo.
La violencia de género, en cambio, es aquella que se produce contra la mujer “por el hecho de serlo”, tanto dentro como fuera de casa, en el trabajo o en cualquier otro ámbito de la vida pública, señalando además que este tipo de violencia se fundamenta en la supuesta superioridad de un sexo sobre otro y sus manifestaciones son muy variadas.
Así, se ejemplifica que estas violencias van desde las más evidentes como malos tratos físicos y psíquicos, realizados en el ámbito doméstico; las agresiones sexuales; acoso sexual; violación; hasta las más sofisticadas, como la publicidad, ya que proyecta imágenes de las mujeres que no se corresponden con la realidad, utilizando un lenguaje que distorsiona, desvirtúa la realidad, simplificando la imagen de la sociedad y de las personas.
Luego se expone que la violencia sobre la mujer ha sido, a lo largo de la historia, legitimada por casi todas las sociedades y culturas. Sin embargo, se arguye, desde el inicio de los años 90 se empieza a tomar conciencia, en el ámbito internacional, de que este tipo de agresiones que sufren las mujeres por el hecho de serlo, tienen que desaparecer.
En este sentido, se recuerda, que no fue hasta 1995, tras la Conferencia de Pekín cuando se puso un nombre específico para definir este tipo de conductas agresivas, que desde entonces se denominaba violencia de género.
Finalmente, se concluye que esa confusión de etiquetas, a veces interesada, contribuye a perpetuar la probada resistencia social a reconocer que el maltrato a la mujer no es una forma más de violencia, que va más allá del ámbito espacial y que tiene como objetivo la sumisión y el control de la vida de las mujeres.

 

RELACIONADOS
*Amnistía da a conocer a defensora de los derechos humanos Tarana Burke, quien destaca por ser parte del movimiento contra la violencia sexual "Yo también"…
*Comisión de Familia de la Cámara de Diputados avanza votación de proyecto sobre derecho de las mujeres a una vida sin violencia…

 

 

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. «En Chile, la Ley de Violencia intrafamiliar no exige que la acción delictual se produzca dentro de la casa de los involucrados: también puede ocurrir en casa de algún familiar, en la calle, donde un amigo, etc. No importa el lugar: se exige q haya vínculo entre el hechor y la víctima. Así, para nosotros, violencia intrafamiliar es la producida entre cónyuges, convivientes, parientes, padres de un hijo común, o la que recae sobre menor de edad, adulto mayor o discapacitado.
    Y violencia de género es la ejercida sobre la mujer por el sólo hecho de serlo, sin que sea necesario para configurarla ningún tipo de vínculo familiar, laboral o social. Y aquí tampoco importa el espacio físico: puede ocurrir dentro de la propia casa de la víctima, aunque lo más probable es que ocurra en el exterior y en espacios públicos.»

  2. En Chile, la Ley de Violencia intrafamiliar no exige que la acción delictual se produzca dentro de la casa de las partes: también puede ser en casa de algún familiar, en la calle, donde un amigo, etc. No importa el lugar: se exige q haya vínculo entre las partes.
    Así, para nosotros, violencia intrafamiliar es la producida entre cónyuges, convivientes, parientes, padres de un hijo común, o recaiga sobre menor de edad, adulto mayor o discapacitado. Y violencia de género es la ejercida sobre la mujer por el sólo hecho de serlo.