Noticias

17 escaños dentro de los 155 convencionales constituyentes.

Como un hito histórico que viene a abordar la participación de los pueblos originarios en la Convención Constituyente fue calificado el texto legal que ya fue despachado por las Salas de la Cámara y del Senado.

Ahora, quedó listo para su trámite de promulgación.

15 de diciembre de 2020

Con la convicción de que «se inicia un proceso histórico que apuntará a saldar la deuda histórica del Estado hacia los pueblos originarios», la Sala del Senado despachó el informe de la Comisión Mixta que resolvió la fórmula de consenso frente a la reforma constitucional que tiene por objeto reservar 17 escaños a representantes de los pueblos originarios en la integración del órgano constituyente que se conforme para la creación de una nueva Constitución Política de la República.

Mientras que el cupo destinado a los afrodescendientes se sometió a votación en forma separada y, por no reunir el quórum requerido, quedó desestimado.

En la oportunidad, el senador Alfonso De Urresti, en su calidad de presidente de la Mixta dio detallada cuenta del proyecto y señaló que esta reforma es «una de las más relevantes que le corresponderá tratar al Congreso en su devenir republicano y su aprobación supondrá empezar a saldar las deudas históricas que el Estado mantiene desde los albores de su vida independiente».

El senador Felipe Kast afirma que «es importante recordar que fue un proceso difícil, pero como Chile Vamos siempre actuamos con disposición al diálogo. Creo que como Senado estamos poniendo el diálogo sobre las trincheras».

Enseguida, el legislador Pedro Araya señala que «fue una negociación compleja y un desafío enorme respecto a temas como: la autoidentificación previa, el número de escaños -donde los propios pueblos pedían que fueran supranumerarios- pero finalmente serán 17 dentro de los 155 de la Convención y otros, donde primó la voluntad de diálogo».

A continuación, la parlamentaria Luz Ebensperger sostiene que «todos queríamos la participación de los pueblos originarios en el órgano constituyente y la diferencia era la fórmula… Nosotros queríamos un padrón donde se consiguió conciliar el principio de autoidentificación y creo que era lograr equilibrios. Este es un acuerdo histórico».

A su turno, el senador José Miguel Insulza asegura que «esto no fue fácil. La discusión se prolongó porque unos querían 24 y otros 15. Fui partidario de hacer las concesiones necesarias para que hubiera representación de nuestros pueblos originarios en la Convención».

La congresista Isabel Allende dijo que «se ha tenido que ceder en puntos importantes en aras a llegar a un acuerdo y permitir que los pueblos originarios pudieran participar de este proceso trascendente».

Luego, el parlamentario Álvaro Elizalde destaca que «esto tiene una connotación histórica porque nunca antes en la historia de Chile se había establecido una representación formal de los pueblos indígenas en asuntos de relevancia como la elaboración de una nueva Constitución».

Asimismo, el senador Juan Ignacio Latorre puntualiza que «hay una oportunidad histórica de visibilizar a nuestros pueblos originarios y también a las personas con discapacidad…de avanzar en una nueva relación moderna y civilizada para el pueblo de Chile».

 

Vea texto íntegro de la moción, discusión y análisis Boletín Nº 13129-07

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *