Noticias

Imagen: latercera
Moción.

Representación de género en directorios de empresas públicas no podría superar un 60%.

La norma fue apoyada por la Comisión de Economía. Entre las compañías que deberían incorporar dicho principio están BancoEstado, CODELCO y CORFO.

9 de noviembre de 2020

Respondiendo a un anhelo largamente esperado, los integrantes de la Comisión de Economía aprobaron –por unanimidad- las ideas matrices del proyecto que refunde varias iniciativas, con el fin de modificar diversos cuerpos legales para establecer la representación de género en los directorios de las empresas públicas y sociedades anónimas.

La norma en primer trámite de autoría de los senadores Isabel Allende y Felipe Harboe, aúna conceptos presentados en otras mociones de los parlamentarios Álvaro Elizalde, Ximena Órdenes, Yasna Provoste y Juan Ignacio Latorre.

La Comisión solicitó a la Sala revisar la propuesta en general y particular a la vez, por lo que ahora se dará inicio a la presentación de indicaciones.

La idea central es que la representación de un género no supere el 60% en dichas instancias, la que fue respaldada por unanimidad. En la sesión se acordó que en la discusión en particular, se analice el caso de las sociedades anónimas. La pregunta es si siempre debería aplicárseles este criterio o solo a aquellas que cumplan con ciertos requisitos.

Cabe consignar que la iniciativa hace referencia a las siguientes compañías que deberían cumplir con la ley: la Empresa de Correos de Chile, la Empresa de Ferrocarriles del Estado, la Empresa Nacional de Minería (ENAMI), la Corporación Nacional del Cobre (CODELCO), el BancoEstado, la Televisión Nacional de Chile (TVN), la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), la Empresa Portuaria y la Corporación Nacional de Fomento y la Producción (CORFO).

Sobre la propuesta

La propuesta reconoce que “si bien en los últimos años se ha producido un incremento de la fuerza laboral femenina (47,2%), éste no se ha visto reflejado en los altos cargos directivos. En efecto, la mujer al ingresar a la fuerza laboral activa se ve enfrentada a una segregación vertical, vale decir, sus posibilidades de inserción se concentran principalmente en las plantas bajas de las jerarquías organizacionales de una empresa. Ello se traduce en una verdadera pirámide de poder, donde mientras más alto el cargo, menor es la inclusión de mujeres.

Como consecuencia, las mujeres continúan sub representadas en empleos corporativos de alto nivel. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo, durante el año 2009 las mujeres ocuparon sólo uno de cada diez cargos directivos en las compañías de los países pertenecientes a dicha organización”.

La moción cita el reconocimiento de la no discriminación de las mujeres que se encuentra consagrado en la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer aprobada en 1979.

Los legisladores hacen referencia a informes de la OCDE sobre la materia, expresando las siguientes ideas:

1-“Los directores con mayor diversidad de género pueden contribuir a un mejor gobierno corporativo. Un directorio heterogéneo puede vigilar más intensamente el comportamiento ejecutivo.

2-Dado que las mujeres son, por lo general, poco representadas en dichos espacios corporativos, la presencia de más directores mujeres podría traer miradas más independientes en la sala de directorio y reforzar su función de vigilancia.

3-Directorios con más diversidad de género tienden a tener una mayor variedad de orígenes, experiencias, perspectivas y habilidades para resolver problemas. Todo esto puede ser transmitido a los altos directivos y mejorar el gobierno corporativo de la empresa”.

 

Vea texto íntegro de la moción, discusión y análisis Boletín Nº9858-03

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *