Noticias

Imagen: elmostrador
Norma tiene discusión inmediata.

Fortalecimiento de la probidad y transparencia de las policías: respaldan acuerdo de Comisión Mixta.

La propuesta establece, entre otros puntos, que cada institución deberá elaborar e implementar un sistema de auditoría de las declaraciones de patrimonio e intereses.

25 de noviembre de 2021

Directo a la Cámara Baja se dirige el informe de la Comisión Mixta, constituida para resolver las divergencias suscitadas entre ambas Cámaras, respecto del proyecto que fortalece la gestión policial y establece mecanismos de control financiero y disciplinario en los estatutos orgánicos de las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública.

El texto fue respaldado por la Sala luego de recibir 28 votos a favor y 5 abstenciones. Previamente, se desarrolló un debate acerca del rol de las policías, la formación de sus efectivos, su relación con la población y la legitimidad de éstas.

La norma iniciada en mensaje, busca efectuar las adecuaciones legales y administrativas, en las normas y procedimientos de las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública (Carabineros y la PDI) que permitan la modernización y fortalecimiento de sus estándares de transparencia y probidad, incorporando sistemas y protocolos de estrategia y gestión operativa que garanticen el control institucional, gubernamental y ciudadano de estas instituciones policiales.

PROPUESTA DE LA MIXTA

Algunos aspectos son los siguientes:

Sustituye la denominación originalmente asignada al proyecto de ley (moderniza la gestión institucional y fortalece la probidad y la transparencia en las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública) por “proyecto de ley que fortalece la gestión policial y establece mecanismos de control financiero y disciplinario en los estatutos orgánicos de las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública”.

Dispone que las Fuerzas Policiales (Carabineros de Chile y la Policía de Investigaciones de Chile), como parte de la Administración del Estado, están al servicio de la comunidad y sus acciones se orientarán a la prevención de delitos, al control y restablecimiento del orden público y a la seguridad pública.

Impone al personal de las Fuerzas Policiales (FFPP), el deber de respetar, proteger y garantizar, sin discriminaciones arbitrarias, los derechos humanos y libertades de las personas, así como también velar por la integridad de las personas bajo su custodia.

Dispone el deber de las Instituciones de proveer a sus funcionarios del equipamiento adecuado para el cumplimiento de sus funciones, especialmente un sistema de registro audiovisual de los procedimientos policiales; elementos de protección personal; y de medios disuasivos menos letales.

Dispone que el personal policial deberá dar estricto cumplimiento al principio de probidad administrativa, en relación a lo cual cada Institución deberá elaborar e implementar un sistema de auditoría de las declaraciones de patrimonio e intereses.

Establece que, durante el primer trimestre de cada año, el General Director o el Director General de la institución policial, deberá elaborar un Plan Anual de Gestión Operativa y Administrativa, el cual deberá ser aprobado por el Ministerio del Interior, y tendrá por objeto permitir ejecutar satisfactoriamente el Plan Estratégico de Desarrollo Policial.

Dispone que el superior a cargo de un procedimiento policial deberá poner en conocimiento a sus subalternos respecto de sus riesgos, características y particularidades con el fin de promover su desarrollo eficaz y el debido resguardo de los derechos de las personas.

Dispone que las instituciones policiales deberán elaborar un modelo de control interno para la prevención y control de conductas indebidas, tales como faltas a la probidad funcionaria, infracciones o faltas a los códigos de conducta y reglamentos disciplinarios.

Dispone la existencia, en cada institución, de una unidad especializada encargada de la función de auditoría interna, cuya finalidad será controlar las operaciones financieras y contables; proponer los objetivos institucionales de auditoría y otras acciones orientadas al uso eficiente y eficaz de los recursos financieros de la Institución; y elaborar un Plan Anual de Auditoría Interna.

DEBATE

El presidente de la Comisión Mixta, el senador José Miguel Insulza explicó que “este proyecto apunta a corregir una serie de situaciones irregulares que atentan contra la probidad, conocidas en las fuerzas de orden y seguridad antes del estallido social. Esto no es la reforma de las policías. Hay que poner el acento en la transparencia de las finanzas y los mecanismos de los sistemas de compras”.

Al término de la votación intervino el Ministro del Interior, Rodrigo Delgado. En tanto, durante la discusión de la norma hicieron uso de la palabra los siguientes legisladores:

El senador Moreira cree que «Carabineros y la PDI están en el corazón de la población pese a todos los hechos de corrupción y violaciones a los derechos humanos que hemos conocido. Hablamos de más de 60 mil efectivos que se ven empañados por las acciones de unos pocos. El proyecto habla de la probidad, la formación policial y el accountability”.

A continuación, la parlamentaria Aravena ejemplifica que “mi región ha convivido con las policías que han arriesgado sus vidas. Quiero valorar este proyecto que habla de la planificación estratégica y control de gastos. Que se incorporen a la ley del lobby a los oficiales y se creen estatutos de responsabilidad de los funcionarios, serán un gran avance”.

A su turno, el senador Pugh comenta que “participé en la Comisión Mixta y doy fe que se buscaron acuerdos para que las policías sean legitimadas y sean conducidas por el Ministerio del Interior. Se generan los mecanismos de control. La formación es algo que debe abordar una ley de fondo”.

Enseguida, el congresista Durana asegura que “el gran foco es tener medidas de control interno de las conductas de los funcionarios y el gasto. No se abordan aspectos como atribuciones, protección de la ciudadanía o el uso de la fuerza. Esto debe ser trabajado en proyectos en tal sentido”.

Luego, el senador Quintana dice que “la posibilidad de hacer cambios más profundos respecto a Carabineros fue algo que abordamos en la Mixta. La seguridad era uno de los principales ejes de la actual administración. Estamos frente a un proyecto misceláneo pero se nos hace creer que esta es una gran reforma policial”.

El parlamentario Alvarado explica que “esto contribuye a la modernización de las policías. Se incorpora un estatuto de probidad funcionaria y se incorpora la obligación de declarar intereses. Todas estas medidas contribuyen a un mejor desarrollo de estas instituciones. Se establecen comités de auditoría policial también”.

Más tarde, el senador de Urresti afirma que “no hay real conciencia de la profunda reestructuración que debe hacerse de Carabineros. Hay un tema de fondo: la estructura clasista de esa institución. Debe haber una escuela única para todos, eso inyectaría transparencia en materia de probidad”.

También, el senador Galilea opina que “me parece importante destacar algunos temas: en muchos países la preparación de las policías están diferenciadas entre los funcionarios, unos dedicados a lo doméstico como el tránsito; y otros a la persecución del delito. Creo que esto no gravita su probidad”.

Enseguida, el legislador Montes comenta “me es difícil votar. Yo estaba convencido que todas estas medidas ya existían y me dicen que sí pero no operaban. La pregunta es si el problema está solo en los procedimientos administrativos o en la doctrina Lo fundamental es la relación entre la policía y la ciudadanía”.

Además, el senador Navarro asegura “tenemos un problema de formación. Esto es una modificación reglamentaria solamente. Los que se les ha enseñado de derechos humanos no ha servido de nada. El Alto Mando y el Ministro del Interior de turno harán un reglamento idéntico al actual discriminatorio y racista”.

Asimismo, la congresista Ebensperger explica que “no estamos partiendo el estudio del proyecto, estamos votando el informe de la Mixta que viene prácticamente acordado. El debate se concentra en las normas de control y probidad. Valoro a Carabineros que cada día expone su vida por la población y, claro que hay buenas y malas personas ahí, como en todo orden”.

Por último, García Huidobro dice que “quisiera valorar el esfuerzo de llegar a acuerdo. Lo que hay que hacer es fortalecer a Carabineros porque la población necesita sentirse segura. Muchos efectivos se retiran por las amenazas que reciben y los bajos sueldos. Queremos paz social y que haya una institución transparente”.

 

Vea texto íntegro de la moción, discusión y análisis Boletín Nº12250-25

Agregue su comentario

Agregue su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *