Noticias

Corte de Santiago revocó la sentencia en alzada.

Nietos del causante fusilado por agentes del Estado nacidos luego de su fallecimiento y que no acreditaron las posibilidades de vida que hubiesen tenido con él, no son acreedores a una indemnización por daño moral.

Respecto de los nietos no hay pruebas acerca de los daños sufridos, a diferencia de la cónyuge y de los dos hijos, respecto de los cuales hubo prueba, consistente en informes psicológicos, que el juez analiza y valora para tener por acreditada la existencia de daño moral.

16 de abril de 2020
Páginade 4456